La Honda CR-V ya suma cuatro generaciones después de 17 años de creada

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Más cómoda en su interior, un desplazamiento más silencioso, mayor rendimiento en consumo de combustible y una cara más fresca son los más atractivos cambios en la nueva Honda CR-V, que llegó a la cuarta generación después de 17 años de su creación.

Importada directamente desde México, a un precio que arranca en $87,5 millones, son dos los aspectos que vale la pena destacar en este nueva camioneta. El primero de ellos es la incorporación de la función de conducción económica a través de un botón con la palabra 'ECON' en color verde, el cual permite con su activación modificar ciertos parámetros motores para mejorar el rendimiento del consumo de combustible.

Esta tecnología, que apareció recientemente por primera vez en el modelo Civic, trabaja con el Sistema de Control de Aceleración Electrónico (Drive-by-Ware), para entregar las respuestas motoras de forma gradual, además de otras funciones que consumen mucha energía en el vehículo, como las condiciones del clima dentro del vehículo.

Como segundo aspecto a destacar en este nuevo vehículo está la incorporación de una carrocería más ligera y aerodinámica, lo que facilita además una menor resistencia de aire y, por tanto, una menor necesidad de quemar más combustible en aceleraciones.

Según lo indicó la marca, las principales transformaciones fueron: una línea de techo más baja en 25 milímetros a la versión 2011 del vehículo, un aumento de 9 litros en el volumen total del espacio para los pasajeros (específicamente en el modelo CR-V LX), incorporación de materiales más ligeros para una disminución del peso en 10 kilogramos y más resistentes en 7% (rigidez a la flexión) y 9% (rigidez torsional) y nuevo diseño de puertas que permiten un acceso mucho más fácil.

La nueva cara
El aspecto de la camioneta de Honda también tomó 'nuevos aires' y ahora tiene las líneas frontales mucho más marcadas o esculpidas en la carrocería.

'Las líneas de la defensa delantera de flujo suave están resaltadas por una rejilla con tres barras horizontales y luces principalmente multirreflectoras colocadas a profundidad. La defensa delantera inferior se desplaza hacia arriba para transmitir el potencial de la SUV con un ángulo de aproximación generoso', explicó la marca.

Aunque se mantiene el mismo diseño de las luces traseras verticales del modelo anterior, se incorporó un efecto de mayor tridimensionalidad.

La cuarta generación de la CR-V mantiene el motor DOCH i-VTEC, 4 cilindros, 2.4 litros, pero aumentó en potencia pues ahora tiene un par mejorado y 185 HP.

¿Qué es lo nuevo en materia de tecnología?
Hoy ningún vehículo nuevo puede darse el lujo de no incorporar aditamentos tecnológicos que facilitan la conducción o generan confort. En este sentido, la CR-V cuenta con el sistema Eco Assist, que permite identificar si el vehículo se conduce de forma eficiente; cámara de reversa para observar hasta una panorámica de 130 grados, nueva pantalla inteligente de información múltiple (donde no solo se leen funciones de l vehículo sino también la radio), iluminación progresiva del panel de instrumentos, nueva dirección asistida eléctrica adaptable al movimiento y la asistencia para arranque en pendiente.