La joven herencia que deja el legado del emprendedor Fernando Sierra Maya

Fernando Sierra

Ayudó a que se crearan fondos de inversión y fondos de capital semilla, adaptados a las realidades de América Latina.

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

Un visionario del emprendimiento colombiano, que creía que el país tenía el talento suficiente para hacer empresas de talla internacional, y un joven que estaba convencido de que el nacimiento de las compañías debía guiarse por la misión de transformar a la sociedad. Esas son algunas de las características con las que se describen la joven herencia que dejó el economista Fernando Sierra Maya, quien falleció a los 29 años en un accidente automovilístico en Pereira.

Sus amigos lo recuerdan como un joven inquieto, acelerado y sensible. Sebastián Obregón, cofundador de Enmedio, agrega que fue “una persona muy especial, como de esas personas que todo el mundo quiere, tenía muchos amigos en todas partes”.

Sierra inició sus estudios en Medellín y al cabo de un tiempo llegó a Bogotá para continuar con el pregrado de Economía en la Universidad de Los Andes. Fue miembro de la junta de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia del Futuro (Andi del futuro); cofundador de Invx, Invictum Capital, XConsulting Co., Alpha Growth Latam y Blockchain Centre Colombia, además de ser representante de Kairos en Latinoamérica.

“En una asamblea de la Andi a nosotros dos, junto con un grupo de amigos, se nos ocurrió la idea de montar un fondo de inversión para emprendedores de etapas tempranas y fue así como fundamos Invictum Capital. Luego lo nombramos como el gestor y líder de ese fondo. Su labor era estar buscando emprendimientos de etapa temprana en donde pudiéramos invertir”, afirma Obregón.

Aparte de Invictum Capital, fondo de inversión para emprendimientos, era inversionista de empresas como OFI.com.co, Rappi, entre otros. Solía afirmar que Colombia sí era una buena plaza para hacer startups y grandes fondos de inversión.

Fue de las primeras personas que creyeron e invirtieron en la billetera móvil TPaga, de los mismos creadores de la plataforma para servicio de taxis Tappsi. Andrés Gutiérrez, cofundador de TPaga, anota que lo que siempre les sorprendió “fue su positivismo y su proyección empresarial. Él sabía que en Colombia se podían hacer empresas de talla internacional. Fue clave en el crecimiento de la compañía. Era un gran mentor, amigo y líder para el empresariado colombiano”.

Ayudó a que se crearan fondos de inversión y fondos de capital semilla, adaptados a las realidades de América Latina. Tomó las mejores metodologías del mundo y las moldeó al contexto colombiano. Lideró la creación de fondos en donde comprometió sus recursos y los de sus cercanos para invertir en empresas recién nacidas.

Camilo Montes, director ejecutivo de la Cámara de la Industria de Alimentos de la Andi, recuerda su sensibilidad frente a temas sociales. “Siempre buscaba trascender. Para él, la verdadera razón del emprendimiento era el impacto de transformar a la sociedad. Dejó enseñanzas sobre la perspectiva de inversionistas que no solo estuvieran buscando un retorno económico, sino social”.

LOS CONTRASTES

  • Alejandro LópezCofundador de Turboboy

    “Perdimos un líder muy importante en el emprendimiento y en el sector de la innovación. Un tipo tremendamente joven con un valor gigantesco por la sociedad”.

Daniel Blandón, cofundador de INVX, y amigo entrañable de Sierra enfatiza: “su misión era inspirar a la mayor cantidad de gente a alcanzar cosas grandes y empezar a solucionar los retos más apremiantes de la región”.  Según Montes, aportaba al crecimiento del empleo en Colombia desde muchos frentes. Creía en los emprendedores pequeños con grandes ideas. Su aventura más reciente la tomó cuandó fundó una organización llamada Blockchain Centre Colombia, la cual promovía el uso de alternativas como el blockchain y las criptomonedas. Quienes lo conocieron también lo recuerdan como un apasionado de la tecnología y visionario del momento. “Pensaba cómo a través de la tecnología se podía cambiar procesos y personas en el mundo. Tenía un pensamiento global, no se quedaba pensando solo entre las montañas”, así lo recuerda Alejandro López, cofundador de Turboboy y amigo de Sierra. Al final, su legado será recordado como lo califica Obregón:“un gran visionario, innovador, inversionista y emprendedor”.

TEMAS


Andi - Tappsi - Enmedio - Blockchain - Bitcoin - Rappi