La joyería Crislu proyecta abrir tiendas en el mercado local a partir de 2014

Ripe

Luego de 50 años de operar y estar presentes en más de 70 países alrededor del mundo, Crislu, la marca de joyerías finas usada por Paris Hilton y Nikki Hilton, Elton John, Demi Moore, entre otros más, arribó al mercado de Perú, siendo esta su primera incursión en Latinoamérica.

El día de ayer fue inaugurada su primera tienda que estará ubicada en el centro comercial Larcomar, en Lima.

Este es el primer paso que da la cadena joyera para iniciar su plan de expansión que incluye llegar a más lugares de Perú y posteriormente afincarse en otras naciones del subcontinente, entre ellas Colombia

Para finales de 2013, y como parte de su primera etapa de desarrollo esperan tener en funcionamiento un total de ocho tiendas, todas ellas ubicadas en centros comerciales, a lo largo del país inca.

Por lo pronto, este año estrenarán dos locales más en Lima, y tres establecimientos más en el 2013. Se baraja la posibilidad de que estas se encuentren ubicadas en los centros comerciales San Isidro, Miraflores, Surco, San Borja y San Miguel.

De igual manera, el próximo año, la compañía espera arribar al interior del país peruano con dos establecimientos, y en este caso Ica, Arequipa, Trujillo (La Libertad) y Chiclayo (Lambayeque) se muestran como plazas atractivas.

'Perú, con su economía en crecimiento , es un foco de atención en el mundo, logrando ser el segundo país más interesante luego de Brasil', dijo Bryan Scott, presidente y CEO de la joyería internacional Crislu.

Para el año 2014, la empresa contempla abrir nuevos puntos en otros mercados latinoamericanos. Según Scott, Chile sería el segundo mercado donde ingresarían; para posteriormente abrir en Argentina y luego Colombia. Después de esto es posible que sumen más tiendas en en los países de Uruguay y Brasil.

Al finalizar este proceso de expansión, la cadena espera operar dentro de tiendas departamentales en el Perú.

Expectativas
La compañía espera realizar una inversión cercana a los US$800.ooo en el mercado peruano (US$100.000 por cada local ,en promedio). Prevén facturar hasta el 2013, US$1,6 millones en sus ocho locales, es decir, un promedio de US$200 mil por tienda.