La llegada de Endesa a Latinoamérica y sus polémicas movidas

Andrea Carranza Garzón - acarranza@larepublica.com.co

Endesa, la mayor empresa del sector energético de España y una de las más representativas de la región, ha llamado la atención desde su llegada a la región por una serie de movidas que han generado polémica.

En su afán por ampliar el potencial de mercado en la región, donde ya tienen presencia en Chile, Brasil, Colombia, Perú y Argentina, la compañía española ha caído en una serie de inconsistencias para cumplir con su objetivo.

El caso más reciente se evidenció el 26 de julio de este año, cuando la empresa difundió un hecho esencial y relevante a la Superintendencia de Valores y Seguros de Chile, anunciando un aumento de capital de US$8.020 millones en Enersis, compañía en la que la firma española tiene el 60% de la propiedad. Esta firma es una de las principales multinacionales eléctricas privadas de Latinoamérica y cuenta con operaciones en los mismos países de la española.

Endesa, que tiene operación en la región desde la década de los 90, tuvo durante años a Chile como vehículo de inversión, hasta que desarrolló una estrategia distinta que era mantener al país austral como plataforma importante, pero también desarrollar inversiones directas en distintos mercados del continente.

Sin embargo, hoy la estrategia es completamente diferente. El anuncio de aumento de capital lo va a hacer para que Enersis vuelva a ser la matriz de Endesa España en América Latina, según el director del Diario Financiero de Chile, Roberto Sapag.

'Ellos tienen que concurrir con el 60% y lo van a hacer tomando estas empresas que poseen en la región y las van a aportar dentro de Enersis, para que ésta vuelva a ser el único vehículo de inversión en la región', señaló el directivo.

A esta operación, Endesa Latinoamérica concurrirá traspasando a Enersis sus participaciones en Endesa Brasil (28,5%), Ampla Energía (7,7%), Ampla Investimentos -controladora de Coelce- (7,7%), Emgesa (21,6%), Codensa (26,7%), Edelnor (18,0%), Eepsa (96,5%), San Isidro (4,4%), Dock Sud (40,0%), la distribuidora argentina Edesur (6,2%), Cemsa (55,0%) y Yacylec (22,2%).

De completarse la operación, según publicó el Diario Financiero, Enersis aumentará el control, directo e indirecto, que hoy tiene en diversas sociedades, como Endesa Brasil (82,8%), Ampla Energía (77,9%), Ampla Investimentos (77,9%), Emgesa (37,7%), Codensa (48,4%), Edelnor (75,5%), San Isidro (61,8%), Edesur (71,6%) y Cemsa (82%).

La compañía valoró estas empresas en US$4.300 millones, luego hay un porcentaje para llegar a los US$8.020 millones, que es el aumento de capital, el cual tiene que ser aportado por los socios minoritarios que debe ser en efectivo. Ellos ponen empresas, pero los otros accionistas para poder mantener su participación tienen que poner dinero. 'Entonces se desató toda una polémica', dijo Sapag.

'La discusión es cuánto valen las empresas que está apostando Endesa España para el aumento de capital. La compañía dice que está abierto a revisar el valor y buscar un nuevo tasador', manifestó el directivo.

Sin embargo, esta no ha sido la única polémica que ha enfrentado Endesa desde su llegada al continente. En Chile, uno de sus principales mercados, la empresa española anunció en 1997 la compra de las sociedades controladoras de Enersis (Endesa Chile y Chilectra) con una cuantiosa valorización de las acciones serie B. En su momento, los españoles pagarían US$1.000 millones por las acciones serie A de las sociedades Chispas -representaban el 99,91% de la propiedad de Enersis- y US$500 millones por las serie B, que representaban sólo 0,06% de la sociedad. Cuando el mercado se enteró de estas condiciones más favorables para una serie, Endesa España no pudo cerrar el negocio y se vio obligada a lanzar una OPA por otros US$1.000 millones y a negociar acuerdos separados con otros accionistas.

Colombia no es la excepción La compañía española también ha tenido que enfrentar algunas polémicas en el país. Se destacan, la inconformidad de las comunidades por la presa de El Quimbo y la política de disminución de tarifas del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

La hidroeléctrica El Quimbo ha sido un proyecto muy criticado por el manejo que le ha dado Emgesa, empresa filial de Endesa Internacional en el país. 'Lo que uno ve es que Emgesa no ha tenido la capacidad de tener lo que llamamos el licenciamiento social, que realmente la comunidad opine que es un proyecto deseable y que es un proyecto en el cual va a recibir unas compensaciones adecuadas por los eventuales perjuicios que puedan tener. La impresión de este proyecto es que evidentemente no ha habido un buen manejo de las comunidades', dijo el exministro de Ambiente, Manuel Rodríguez.

El gerente de Emgesa y director General del Grupo Endesa Colombia, Lucio Rubio, había explicado a LR unos meses atrás que las invasiones en los terrenos del proyecto no estaban justificadas. De por medio está, según Rubio, la organización Asoquimbo cuya ideología política no está de acuerdo con el desarrollo de la represa.

Rodríguez señaló que a pesar de que Emgesa, cuya actividad principal es la generación y comercialización de energía eléctrica, ha hecho algunos esfuerzos en tener la suficiente aprobación social, estos pueden ser tardíos. 'Cuando son tardíos en ese campo es muy difícil recuperar el terreno perdido', agregó el experto.

El ex viceministro de Minas y Energía, Manuel Maiguashca, afirmó que Endesa no tiene ningún problema más allá de la represa El Quimbo, inconveniente que, según el experto, ha ido superando.

'Es una empresa que desde hace mucho tiempo está en Colombia, creciendo y apostando por el país. El rumbo de la compañía va muy bien', indicó.

Con él coincide el exministro de Minas, Luis Ernesto Mejía, quien aseguró que Endesa 'ha hecho bien en el país y ha procedido de acuerdo con la regulación del sector'. Según Mejía, los problemas de El Quimbo no son estrictamente locales. 'Tanto inversionistas como expertos van a tener que llegar a alguna suerte de coincidencia en cómo hacer las cosas, porque tampoco se puede frenar, porque frenar el desarrollo es cortar las posibilidades de crecimiento', manifestó.

Otro tema que puede convertirse en un dolor de cabeza para la firma española es el interés del Alcalde Petro de bajar las tarifas de energía, las cuales son manejadas por Codensa, la distribuidora de energía de Bogotá, filial de Endesa. El primer mandatario de la capital está estudiando alternativas, lo cual genera incertidumbre sobre el futuro de la relación con Codensa. Germán Corredor, director del Observatorio de Energía de la Universidad Nacional, dijo que pese a que el Distrito tiene la mayoría de acciones en Codensa, no la tiene en las decisiones. Según Corredor, el contrato entre las partes indica que la Junta Directiva es controlada por la empresa privada. 'Así el Distrito tenga la mayoría de las acciones, no tiene el control político del gobierno de la empresa, no puede imponerle, porque los privados no van a aceptar', manifestó.

Mejía agregó que las tarifas de los servicios que se prestan tienen que obedecer a las señales de mercado, a las regulatorias y a las de costos. 'Si el Alcalde considera que hay sectores de la población que requieren un soporte estatal para mejorar su capacidad de pago eso se llama subsidios y deben ir a cuenta de los presupuestos de la administración, no de los presupuestos de las compañías, no a partir de las utilidades de las empresas, que deben procurar ser distribuidas a sus socios', puntualizó.

Colombia concentra el mayor valor de activos de empresas
Poco más de la mitad del aumento de capital que realizará Enersis será aportado de forma directa o indirecta por Endesa, y dentro de las posiciones que tiene en Latinoamérica, es Colombia el país que concentra la mayor valorización en términos de activos y patrimonio (considerando empresas productivas), así se desprende del informe pericial encargado para valorizar los activos de Endesa Latinoamérica, registró el Diario Financiero. En el caso del país, los activos están valorados (como valor presente de los flujos futuros, con valor residual o valor extendido de las concesiones) en US$13.000 millones, mientras que el patrimonio total asciende a US$11.800 millones. Le sigue en tamaño Brasil, cuyo valor total de activos y patrimonio suma US$8.000 millones y US$6.764 millones, respectivamente.

Las opiniones

Roberto Sapag
Director del Diario Financiero de Chile
“La discusión es cuánto valen las empresas que está apostando Endesa España para el aumento de capital. La compañía dice que está abierto a revisar el valor y buscar un nuevo tasador”.

Germán Corredor
Director del Observatorio de Energía de la Unal
“Así el Distrito tenga la mayoría de las acciones, no tiene el control político del gobierno de la empresa, no puede imponerle, porque los privados no van a aceptar”.

Manuel Rodríguez
Exministro de Ambiente
“Lo que uno ve es que Emgesa no ha tenido la capacidad de tener lo que llamamos el licenciamiento social, que realmente la comunidad opine si es un proyecto deseable”.

TEMAS


Endesa - Latinoamérica