La relación de un presidente mexicano con Chiclets Adams y otros datos cocteleros

El presidente mexicano masticaba una resina que dio una idea al creador de Chiclets Adams.

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

En 1880, el farmaceuta Charles Brown Fleet inventó el ChapStick como un ungüento para los labios. Como no tenía mucho éxito con este producto, que hacía a mano, lo vendió en 1912 a John Morton por solo US$5, quien fue el encargado de desarrollar el producto hasta tener sabores. Como dato curioso: los tubos de ChapStick fueron usados para esconder los micrófonos en el escándalo de Watergate.

Aunque al general Antonio López de Santa Anna, quien fue presidente de México, se le reconoce por luchar contra Davy Crocket en el Álamo, muy pocos saben cuál es su relación con los Chiclets Adams. La resina de la que están hechos los chicles es extraída del árbol mexicano llamado Sapota Zapotilla y era algo que López de Santa Anna masticaba para calmar la ansiedad. Esto lo notó Thomas Adams, quien trabajaba con él en Nueva York y decidió crear los chiclets Adams.

La cadena de pizzerías Domino’s fue fundada por dos hermanos: Tom y James Monaghan, quienes compraron un restaurante llamado Dominick’s por US$500. James cambió 50% de la propiedad de la compañía a su hermano por un Volkswagen Beetle usado. Casi 40 años después Tom Monaghan se retiró de negocio y vendió la mayoría de su participación, con lo que su hermano perdió US$1.000 millones.

TEMAS


Mondelez - México - Pizza - Pfizer