La Superintendencia de Salud decidió intervenir operación de la EPS Solsalud por servicio

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Como consecuencia de las deficiencias detectadas en la prestación de servicios de la EPS Solsalud, la abultada cartera acumulada con los proveedores y a los más de $68.000 millones que enfrenta por concepto de embargo, la Superintendencia de Salud comienza esta semana la intervención a la entidad. La resolución fue expedida desde el pasado 30 de marzo.

Como un primer paso, el ente de control removió de su cargo al representante legal de Solsalud, Fabián Rolando Méndez Cáceres. En su lugar, la entidad nombró como Agente Interventor a Mario Alberto Posada Rojas, quien estará a cargo de estudiar y definir un inventario de activos y pasivos de la EPS y presentar un plan de acción a más tardar el próximo 27 de abril.

Para las medidas tomadas, Supersalud también justificó que la entidad prestadora de servicio de salud no contaba con el personal suficiente para cumplir con sus servicios en diferentes regiones del país.

Las definiciones de la decisión están contenidas de la resolución número 671 del organismo público, que establece: 'por medio de la cual se adopta medida cautelar preventiva de toma de posesión inmediata de los bienes, haberes y negocios y de intervención forzosa administrativa'

Sin embargo, pese a la intervención y a la suspensión de Méndez, el superintendente de salud, Conrado Gómez, aseguró que el servicio se seguirá prestando con normalidad a todos los usuarios de la EPS.

La EPS tiene 1,1 millones de afiliados en régimen subsidiado y 150.000 en el contributivo.

Entidad busca proteger a los usuarios
Con la medida de intervención tomada, la Superintendencia Nacional de Salud pretende proteger y garantizar la prestación de servicio a dos millones 820 mil afiliados en el régimen subsidiado y de un millón 492 mil 730 personas inscritas en el programa del régimen contributivo. En la actualidad, la entidad prestadora de servicio cuenta con un total de cuenta con más de un millón de afiliados. La decisión, según dio a conocer el superintendente, Conrado Gómez, ejercerá sobre ambos regímenes, sin interrumpir el servicio que la empresa presta a sus usuarios. En el proceso también fue removido de su cargo Jorge Pinilla Cruz, revisor fiscal, mientras que la firma Crowe Howarth Colombia S.A., cuyo representante legal es el señor Jorge Eliécer Castiblanco Ávila, fue designada como contralora especial.