La tercera fase del Renault Mégane ya llega desde Turquía

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Después de la Duster y el face-lift de la Koleos, Renault-Sofasa decidió que su tercer lanzamiento en el año estaría lejos del segmento de los SUV (sport utility vehicle), y así se cumplió con la presentación de la tercera generación del Mégane.

Este hatchback de la marca francesa incorpora la nueva identidad mundial de Renault, cambio que se nota principalmente en la ubicación del rombo justo en la línea que divide el capó del bomper. Así mismo, las luces son más finas y alargadas, y la forma dada por el fabricante pareciera que se incrustara en la parte delantera del vehículo. El simplismo del capó en el Mégane II se transformó en una lata mucho más musculosa, gracias a las curvas en alto relieve que fueron cinceladas en el auto.

La parrilla cambia de forma drástica, pues abandona la doble sección tradicional en el frontal e incorpora una sola entrada de aire en la parte inferior.

La vista trasera de este vehículo 5 puertas también sufrió atractivas transformaciones. Lo que más llama la atención son las luces, las cuales están divididas en dos partes, y una de ellas está sobre el espacioso baúl de 368 litros en capacidad.

Así como se sumaron ensanchadores laterales al hatchback, se dio un tratamiento especial en el techo con soldadura láser de mayor precisión.

Por el lado mecánico también surgen noticias, pues el Renault Mégane III monta una nueva máquina 2.0 litros de 143 caballos de potencia a 6.000 revoluciones por minuto que ya se ha empleado en otros modelos. Los colombianos podrán escoger entre una caja manual de seis velocidades, versión que cuesta $56,5 millones, o la de caja automática CVT (transmisión variable continua), por un valor de $60 millones.

TEMAS


Renault