La vivienda usada ha alcanzado mayor demanda que la nueva

Javier Molina - jmolina@larepublica.com.co

La vivienda usada tiene una gran demanda en el país y muestra de ello es que en el primer trimestre del año se desembolsaron créditos para este segmento por $980.000 millones, con lo que supera a los destinados a vivienda nueva por $850.000 millones.

La presidenta de Fedelonjas, Nadia Morales Hoyos, señaló que la vivienda usada está surgiendo como un sustituto importante para los colombianos. 'Podemos ver que donde más ha crecido la vivienda usada es en Bogotá y en Cali, mientras que la vivienda nueva se destaca en Barranquilla y Bucaramanga, con respecto al primer trimestre del año anterior.

Al primer trimestre de 2012, el número de Viviendas de Interés Social financiadas para compra fue de 16.092 unidades, de las cuales el 29% fueron usadas, es decir, 4.694 propiedades.

En el mismo periodo, se otorgaron créditos para adquirir VIS por cerca de $381.000 millones, de los cuales 31% de este valor provino de la vivienda usada, es decir, $119.000 millones.

Morales Hoyos señaló que aunque el índice de precios, tanto de la vivienda nueva como usada, deja ver unos niveles altos llamó la atención en que la calidad de la cartera de crédito hipotecario se mantiene sana, al igual que la oferta de vivienda no se encuentra sobredimensionada.

"En este caso tenemos una demanda que se ha fortalecido por las condiciones macroeconómicas del país y se ha generado mayor empleo. Adicionalmente, la inserción de las políticas del Gobierno como el subsidio a la tasa de interés ha hecho que exista una demanda más fortalecida y presione un poco la oferta".

Según resaltó la directiva, 'en este momento no hay una burbuja inmobiliaria, pero es necesario estar monitoreando permanentemente la calidad de la cartera y estar pendientes a los vaivenes de la economía internacional que podrían afectar al país'.

La directora del gremio manifestó que la oferta de vivienda en nuestro país es todavía muy tímida con respecto a la generación de hogares, por lo que hay que 'seguir incrementando la capacidad de producción de vivienda'. Se edifican anualmente alrededor de 150.000 viviendas, contra una formación de hogares de alrededor de 280.000, lo de dejar ver un claro déficit.

Entre 2001 y 2011 el aporte del sector inmobiliario dentro del PIB se ha mantenido en 8,7%, según las cifras de la entidad. Morales resaltó que por cada mil habitantes se producen 1,83 viviendas por año, 'lo que plantea la necesidades seguir fortaleciendo la oferta y la demanda'.

En el primer trimestre, se registraron 180.734 transacciones inmobiliarias, 0,5% más que en el mismo periodo de 2011. En promedio el precio de venta de viviendas usadas en los estratos 4,5, y 6, en las cuatro ciudades de referencia indica que en Bogotá es de ($2.550.000), Bucaramanga ($1.596.428), Cali ($1.016.666) y Medellín ($1.650.000). El stock residencial del país se concentra en estratos 2 y 3, en 63,8%.

Según las estadísticas de Fedelonjas en tenencia de vivienda en Colombia, el 48% tiene una propia y el 32% vive en residencia arrendada. Para Bogotá, las cifras indican que 52,8% de las familias tiene vivienda propia y 41,4% paga arriendo.