Las ventas de tiendas relojeras cayeron 20% durante el primer semestre del año

La facturación entre enero y junio de 2018 ascendió a US$6,8 millones.

Joaquín M. López B.

Así como el e-commerce ha sido un impulsador de las ventas para algunos sectores, como la industria textil, de cuero y marroquinería o el sector del entretenimiento; también ha tenido un efecto contrario en otras actividades comerciales y un ejemplo de ello es la relojería, específicamente, para los distribuidores con tienda física que venden marcas suizas.

En los últimos cinco años este tipo de tiendas pasó de vender US$25,6 millones a US$17,3 millones, esto quiere decir que la facturación se contrajo 32,4%. Este escenario ha sido algo recurrente en el sector, pues entre enero y junio de este año, los comerciantes lograron US$6,8 millones, un 20% menos que en el mismo período de 2017 cuando la cifra fue de US$8,5 millones.

“Esto se debe a diferentes motivos, pero uno que ha sonado bastante en los últimos años es el del comercio de relojería en Internet. Sin saber la procedencia de lo que se está vendiendo, allí se ofrecen descuentos por unidad de más de 50%, por lo que sin duda ha generado un golpe para quienes operan tiendas físicas. Además, allí no existe el IVA, las ventas no son controladas, entonces cualquiera puede llegar y ofrecer productos sin vigilancia”, explicó el gerente de Sterling Joyería, Tomás Roque.

Precisamente, en Instagram existían cuentas, con más de 15.000 seguidores, como Relojes de Lujo Colombia, Estilo & Moda, entra otras, que venían de funcionar un máximo de seis meses y luego desaparecían. Esos sitios ofrecen marcas como Omega, TAG Heuer, entre otras, hasta 60% por debajo de lo que están en las tiendas físicas. Mismo efecto que se ve permanentemente en páginas de internet.

Hay que tener en cuenta que las principales casas suizas como Rolex, Invicta, Piaget, por mencionar algunas, han señalado que sobre el comercio electrónico no tienen autorización de distribución con terceros, pues cuando de ventas online se trata lo hacen a través de sus propias páginas.

Es difícil calcular qué tanto ha impactado el comercio electrónico a las tiendas tradicionales, porque no hay alguna autoridad que mida estos sitios, aunque el efecto en sus ventas es un descenso de por lo menos 20% al año en lo comercializado.

LOS CONTRASTES

  • Tomás RoqueGerente de Sterling Joyeros

    “Las marcas también recuerdan que las compras con distribuidores autorizados, vienen con garantía de fábrica, autenticidad y hasta servicio posventa”.

“Muchas veces no quiere decir que sean réplicas de las piezas originales, porque algo que también pasa es que sitios que tienen la negociación directamente con Suiza, no logran reportar buenos niveles de ventas, entonces compran a precio de distribuidor y optan por vender en internet, se ahorran el personal, el arriendo de un punto, y pueden acceder a descuentos”, agregó Roque.

Cartier y TAG Heuer lideran nicho premium
La relojería de lujo tuvo un mejor semestre que el mercado en general. El avance en ventas fue de 2,7%, pues entre enero y junio de 2017 la facturación de las marcas de gama alta llegó a US$7,3 millones y en los primeros seis meses de 2018 subió a US$7,5 millones. En la categoría de lujo, de las 10 principales marcas, las ventas (según market share) están en cabeza de Cartier, con 22%; luego TAG Heuer, con 18%; Rolex, con 15%; Invicta, con 11%; y Hublot, con 8%, en el quinto puesto. El mercado también se puede medir desde otra arista y es con el listado de las cinco marcas más recordadas. En ese ranking está Rolex en primer lugar, y siguen Cartier, TAG Heuer, Omega e Invicta.

TEMAS


Relojería - Reloj - Comercio - Ecommerce - Lujo