Los 10 mandamientos para usar correctamente las llantas

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Aunque la mayor parte de las indicaciones que surgen en el sector automotor son mitos o creencias, existen indicaciones o recomendaciones que lo ayudarán a extender la vida de útil de su vehículo, componentes y accesorios.

Una de esas áreas que pueden durar más en el tiempo si se le da un cuidado especial son las llantas.

Para que no las pierda tan rápidos, resumimos a continuación algunos consejos que ofrece Bridgestone de Colombia.

1. Calibre las llantas del carro semanalmente. Verifique el tiempo promedio exacto, según lo indica el manual del vehículo.

2. Rote las llantas. Para los vehículos con neumáticos radiales, el cambio debe hacerse cada 7.000 kilómetros; mientras que para los que poseen neumáticos diagonales (convencionales), la rotación es ideal cada 5.000 kilómetros rodados.

3. Evite que baje la presión de inflado de la llanta y no sobrecargue el vehículo. Poca presión de inflado y el exceso de peso compromete la estructura de la llanta, aumentando el riesgo de daños o alteraciones importantes.

4. Haga un mantenimiento preventivo al vehículo. Debe monitorear el buen funcionamiento de los amortiguadores, resortes, frenos y rodamientos, pues ellos actúan directamente sobre los neumáticos.

5. Utilice medidas de llantas y rines indicados por el fabricante del vehículo, porque el uso de llantas diferentes a las que planeó el fabricante altera el equilibrio.

6. Procure alinear el sistema de dirección y balancear las llantas según lo indicado por el fabricante del vehículo, por lo menos cada 10.000 kilómetros. Así mismo, debe hacer la tarea cuando el carro sufra impactos fuertes, se haga rotación de llantas, se evidencie un desgaste irregular en los neumáticos o se realicen cambios en los componentes de la suspensión.

7. Utilice el tipo de llantas indicado para cada tipo de servicio. Recorrer la carretera con llantas destinadas a uso diferentes del especificado, provocará un incremento en el consumo de combustible y la pérdida de estabilidad.

8. Observe periódicamente el indicador de desgaste de la banda de rodamiento (TWI) que tienen todas las llantas, el cual avisa cuándo hay que reemplazarlas.

9. No permita el contacto de la llanta con derivados del petróleo. Estos productos atacan al caucho, haciendo que pierda las propiedades físico-químicas y mecánicas.

10. Evite la conducción agresiva, con frenadas fuertes y cambios bruscos de dirección. Nunca ignore la existencia de imperfecciones en el asfalto. Los mejores pilotos de competición son aquellos que conducen rápido pero saben cuidar el auto y las llantas.