Los ocho grandes hitos de Antonio Celia como presidente de Promigas

La República

La compañía tiene 17 negocios entre Colombia y Perú.

Lina María Guevara Benavides

Con una sentida carta dirigida a la Junta Directiva de Promigas, se dio a conocer ayer el retiro (a partir de septiembre) de uno de los ejecutivos más proactivos del sector energético colombiano. “Cuando en abril de 2014 fui diagnosticado con cáncer, la perspectiva de mi vida cambió abruptamente. Me di cuenta de lo frágil que es la existencia humana y decidí modificar mis prioridades. Me propuse, entre otras cosas, retirarme de la vida corporativa al cumplir 60 años”, dijo el autor de la carta, el presidente de Promigas, Antonio Celia.

Antes de llegar a esa empresa, Celia, quien es ingeniero del Instituto Politécnico de Worcester en Estados Unidos, fue el gerente de Terpel del Norte y director de inversiones de la Corporación Financiera del Norte. También fue fundador y presidente de la Junta Directiva de Naturgas, así como en la de otras compañías de otros sectores económicos, como Grupo Nutresa y Gas Natural de Lima. En su hoja de vida también sobresale su desempeño en el Consejo Directivo de Fedesarrollo, de Fundesarrollo y en el Consejo Privado de Competitividad.

LOS CONTRASTES

  • Luis Ernesto MejíaExministro de Minas y miembro de la Junta Directiva de Promigas

    “Ha sido una persona determinante en el desarrollo del sector de gas de la región Caribe y Colombia. Es una de esas personas que rara vez llegan y un hombre de méritos”.

Los reconocimientos también vienen de parte de Astrid Álvarez, presidenta del Grupo Energía Bogotá. “Antonio Celia ha sido un líder indispensable en la masificación de gas natural en la costa Caribe. Gracias a su compromiso, hasta los lugares más recónditos de esta región tienen acceso a este servicio”.

Si de logros se trata, Celia destacó al menos 20 puntos en su carta de retiro. Sin embargo, son ocho de ellos los que evidencian el aumento de la competitividad de Promigas y la mejoría en los resultados durante los 26 años que estuvo gerenciando la compañía.

En 1992, cuando Celia asumió la presidencia de la empresa, esta era (como él mismo lo dice) un “gasoducto regional”, pero durante su gerencia se convirtió en una firma que de 17 negocios entre Colombia y Perú.

El segundo reto fue llevar a Promigas de tener 210.000 usuarios a completar 3,9 millones de clientes al cierre del año pasado. Con esto, hoy la firma atiende la demanda de gas natural de 65% de los hogares del país.

En lo financiero está su tercer hito. Los ingresos de la gasífera crecieron 21% cada año, en promedio, desde la llegada del ejecutivo. Ese ritmo le permitió cerrar 2017 con $3,4 millones en ventas y la cifra de utilidades más alta de su historia.

El cuarto logro también tiene que ver con resultados financieros. El margen Ebitda (que mide la rentabilidad de la empresa) aumentó 18% anualmente y llegó a $1,2 billones el año pasado.

Durante su presidencia, Promigas también mejoró su posición en la bolsa. De allí resultan el quinto y sexto logro de la gestión de Celia. Por un lado, el valor bursátil de la empresa pasó de ser $459.649 millones (US$165 millones) en 1992 a rodear los $6,6 billones (US$2.400 millones) el año pasado. Y por el otro, la firma completó 11 emisiones de bonos, demandadas casi dos veces en promedio, por $3 billones (US$1.100 millones).

El séptimo hito, que está relacionado con lo que Celia llamó la “revolución social del gas natural” y que inició con Promigas, tiene que ver con los resultados de la Fundación Promigas. “Gracias a un equipo extraordinario y al muy generoso apoyo de directores y accionistas, hemos llegado en 17 años a mejorar la calidad de educación de más de 1,6 millones de niños de 3.265 instituciones y 23.200 profesores”, según dijo Celia.

El ejecutivo se despide del cargo tras cerrar uno de los negocios más exitosos del país en 2017 (su octavo logro) y por el que fue nominado al premio Empresario del Año de LR. Aunque Promigas ya tenía presencia en Perú, a través de Cálidda (TGI), el lanzamiento de Quiavii en ese mercado, con inversión de $606.424 millones (US$250 millones), llenó de elogios al directivo y permitió que Celia saliera “por la puerta grande”, en palabras Mejía.

Para ese momento el presidente de Naturgas, Orlando Cabrales, dijo
que el lanzamiento de Quiavii fue un reconocimiento a la experiencia, conocimiento y trayectoria del sector “en el que Antonio Celia ha tenido un papel muy importante”.

Lo que viene para Promigas tras la era “Celia”

Celia aceptó la invitación de London School of Economics para asistir como Senior Visiting Fellow. En el sonajero está Rodolfo Anaya, vicepresidente administrativo de Promigas y mano derecha de Celia. En un comunicado, Promigas dijo que “el reemplazo será anunciado una vez consultados los planes de sucesión que periódicamente revisa el Comité de Compensación y Desarrollo de la Junta Directiva. El Dr. Celia permanecerá al frente de la compañía hasta culminar la debida transición”.

TEMAS


Promigas - Antonio Celia - Energía - Costa Caribe - Barranquilla - Gas