Luker competirá con Alpina, Heinz y Levapan en negocio de compotas

La fabricante invirtió $1.000 millones en desarrollo de producto.

Lina María Guevara Benavides

Bajo la marca Luki Baby, la compañía colombiana Casa Luker anunció que, con el doble propósito de ofrecer alimentación natural para niños y diversificar su portafolio, incursionó en el negocio de compotas, una categoría que mueve $45.000 millones cada año y en la que competirá con compañías como Alpina, Heinz y Levapan, productora de San Jorge.

De acuerdo con la empresa, Luki Baby aspira a tener 5% de participación en ese negocio en los próximos dos años. Para lograrlo, desarrolló un producto completamente natural a base de frutas, verduras y cereales, que está pensado para bebés entre seis y 24 meses y estará disponible en tres sabores: pera, piña y avena; mango, guayaba y quinua; y pera, calabaza y zanahoria.

Un grupo de profesionales de la salud fueron los encargados de revisar la calidad nutricional, calórica y sensitiva (sabor) del nuevo producto, que no tendrá azúcar añadido, harinas, espesantes, conservantes ni colorantes.

Para su lanzamiento de Luki Baby, Casa Luker invirtió $1.000 millones. La cifra se destinó a investigación, desarrollo, empaques y campañas de socialización con el consumidor y con los profesionales de la salud. Según la empresa, el producto será comercializado en todos los supermercados y cadenas del país.

Además, la compañía informó que las compotas vendrán en presentación de dos pouch de 100 gramos cada uno e incluyen una cuchara para introducir en la boquilla, lo que “brindará una mayor practicidad al momento de dar el alimento a los bebés”.

Con el nuevo producto, que será elaborado en la planta de FLP que la compañía tiene en Chinchiná, Caldas, la marca Luki completa siete referencias en el mercado, incluyendo sabores clásicos como mango, manzana, pera y fresa-banano, productos que fueron diseñados para niños entre los cuatro y siete años de edad.

TEMAS


Alpina - Alimentos y bebidas - Comercio