Makro se prepara para competir en el mercado online desde 2019

Así lo dio a conocer el argentino Enrique Tonzo, quien desde noviembre pasado lleva las riendas de Makro Colombia.

Colprensa

La cadena de tiendas Makro espera, a mas tardar en un mes, presentar su nueva página web y a inicios de de 2019 su plataforma de ventas en línea. Así lo dio a conocer el argentino Enrique Tonzo, el ingeniero industrial quien desde noviembre pasado lleva las riendas de Makro Colombia.

Esta estrategia en la que incursiona la compañía podría considerarse una reedición de la manera como se acercan a los compradores que se distinguen entre profesionales (mayoristas) y consumidores finales (familias), esto último con una drástica reducción en cuanto al tamaño de sus superficies.

En cuanto a la presencia de las tiendas holandesas en el e-ccomerc se espera que la misma esté al aire a inicios de 2018, en un mes se presentará una renovada página web. “Nosotros no solo vamos a abordar nuestra estrategia en Colombia con las tiendas. Estamos trabajando en ver todos los perfiles de compra del consumidor colombiano, y tanto el profesional como el final busca poder comprar a través de diferentes canales”, precisa Tonzo.

En esta vía desde hace varios meses Makro ha estado estudiando la mejor manera de llegar a la llamada “omnicanalidad”. “Estamos desarrollando el e-ccomerc que le va a servir mucho a los diferentes clientes, quienes podrán acceder en internet a los productos que nosotros comercializamos”, dice en directivo para quien el tiempo que gastan muchos de sus clientes en desplazarse hasta la tienda y recorriendo las instalaciones para hacer las compras, se podría reducir considerablemente con la página de internet.

“Nosotros vamos a relanzar nuestra página web en un mes y la plataforma de e-ccomerc en un año. El tema logístico es un gran desafío, y estamos trabajando en una plataforma más robusta para hacer las cosas bien”, precisa Tonzo.

De esta manera, y llegando al segmento de la familia colombiana se espera mantener un crecimiento, al menos de dos dígitos, como el que se ha reportado en el mas reciente informe presentado a la junta directiva.

De grandes a medianas superficies

En este último caso, se trata de contar con al menos 14 tiendas, adicionales a las 20 que tienen en la actualidad en el país, pero con un gran diferencia, pues de tener grandes superficies que ocupan espacios de entre 6500 y 10.000 metros cuadrados, se quiere pasar a espacios de entre 3000 y 4000 metros cuadrados, para ser mucho más productivo.

“Desde el ultimo trimestre del año pasado hemos iniciado un acercamiento con los proveedores del sector y hemos tratado de cambiar nuestra filosofía de negocios, mirando el futuro que se viene en el país con miras a una expansión mas agresivas, además de revisar la fórmula de negocios para ofrecer una mejor propuesta de valor dirigida a todos los segmentos de nuestro negocio”, dice Tonzo quien ve en este giro que está dando la compañía de origen holandes, una oportunidad para que el cliente final de este segmento del mercado tenga una nueva alternativa en pro de su comodidad.

Lo cierto es que el 2017, a pesar de haber sido un año muy peleado en cuanto a mantener las ventas, afectado por el decaimiento de la confianza de los compradores, en general, pero para el caso de Makro  ayudó la venta de terrenos de su propiedad, lo que permitió la construcción de tres nuevas tiendas en Bogotá, Floridablanca-Bucaramanga y Cajicá (Cundinamarca).

Esta última iniciativa hace parte, según el CEO de Makro una parte de “revitalizar la marca”. En este caso -dice- se ha dado la unión con sectores inmobiliarios que los han apoyado con la comercialización de dichos espacios improductivos para el desarrollo de oficinas y centros de negocios.

Una cosa es clara para Makro, y es no convertirse en supermercados express, pero sí acercarse a los compradores finales, sin descuidar el segmento de mercado que ya se tiene cautivo como lo son los tenderos, maxi-quioscos, los restaurantes, etc. “No vamos a ser una tienda de proximidad, como las tiendas express de 300 o 400 metros cuadrados”, precisa el ejecutivo para quien es claro que “el negocio se ha venido transformado y la tendencia mundial es que las grandes superficies vayan disminuyendo sus formatos, esto era una gran atracción en los ochentas”.

Los planes para esta reducción, tras una reunión en marzo, trazaron la línea para que en máximo cinco años, pasar de las tradicionales grandes superficies a unas medianas, para de las 20 tiendas que en la actualidad tiene la marca, se pueda contar con 34 tiendas en todos el país, llegando además a ciudades intermedias en las que no tienen presencia como lo son el Eje Cafetero, Popayán, Pasto, Nariño, Valledupar y Sincelejo, entre otras. De esta manera, se espera concretar la iniciativa que se puso sobre la mesa.

Por ahora, y desde el 2015 se han venido adelantando conversaciones en ciudades como Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena donde se espera alcanzar acuerdos para que los grandes terrenos en los que hoy se asienta Makro, se puedan construir centros de negocio.

“En todas las ciudades donde podamos hacer esta reestructuración lo vamos a hacer”, dice Tonzo sin dejar de precisar que los nuevos espacios serán mucho mas amigables con el ambiente, con más luz, ahorro de energía de hasta el 60 por ciento, purificación de aire, reutilización del agua de lluvia, etc. Esto enmarcado en la campaña “Makro somos más”.

“Pensamos que con estas estrategias tendremos un crecimiento sostenido del 12 por ciento”, concluye el directivo.

TEMAS


Makro - Comercio - Consumo de carne - Consumo de cerveza - Consumo de Leche - Consumo de frutas - Consumo de panela - Consumo de los hogares - Cash & Carry