Máquinas dispensadoras o ‘vending’ moverán $80.000 millones este año

Incursión de Juan Valdez le dejará ventas por $1.000 millones.

Lina María Guevara Benavides

Pensar que un brazo robótico o una espiral podían entregar una botella de agua, una bebida caliente, un cable, un muñeco o un snack las 24 horas del día, los 365 días al año, no era posible antes de 1990. Pero con la llegada de las primeras ‘vending’ o máquinas dispensadoras, como se les conoce en el mercado local, la posibilidad se hizo realidad.

Para 2016 un estudio de Inssa, una de las compañías que importa este tipo de equipos, mostró que el mercado sumaba $70.000 millones y que había por lo menos 12.000 de estos equipos instalados en colegios, universidades, hospitales y terminales de transporte en todo el país. Con esas cifras, la industria crecía a un ritmo de 30% al año, porcentaje que a la fecha no es inferior.

Javier Ossa, gerente de Inssa, estima que este año el sector se ubicará sobre la barrera de los $80.000 millones y que al cierre de diciembre habrá entre 13.800 y 14.000 de estas máquinas instaladas en el país.

“El mercado cuenta con dos tipos de jugadores: las compañías que estamos encargadas de importar las máquinas y los operadores, que se encargan de comprar las dispensadoras, ubicarlas, suministrar los productos para la venta y recolectar el dinero”, explicó Ossa.

En el primer grupo, además de Inssa participan otras compañías como Diveco, que de acuerdo con su gerente, Elena Ariza, tiene cerca de 36% del mercado sobre un cálculo de entre 17.000 y 18.000 máquinas.

“La industria ha crecido bastante en los últimos años por cuenta de jugadores importantes como Novaventa, quienes pusieron unas 7.000 máquinas en el mercado y esperan crecer casi 100% con la implementación de 5.000 equipos más”, explicó Ariza, quien agregó que sin contar con este jugador, la industria creció entre 15% y 20% en 2017.

LOS CONTRASTES

  • Javier Ossagerente de inssa

    “Las dispensadoras trabajan 365 días sin parar, de manera que es un canal de distribución apropiado para lugares donde no se requiere la asistencia humana”.


  • Elena Arizagerente general de diveco

    “Además de comercializar equipos, apoyamos a los emprendedores en su entrada al negocio desde la búsqueda de la ubicación hasta los proveedores”.

El otro grupo de jugadores del sector está integrado por operadores como Autosnack, una compañía que lleva 20 años en el mercado local y que explicó los factores que han impulsado el aumento de su uso.

Según la firma, el auge de estas máquinas en las empresas está relacionada con variables como la rapidez en términos de desplazamiento y atención. Pero también, la posibilidad de automatizar los procesos de venta ahorra costos, personal y tiempo, lo que permite a los operarios recuperar la inversión en el corto plazo. A ello se suma que para el consumidor es cada vez más atractivo recurrir a estos canales por su gran diversidad de productos.

Esos y otros beneficios hicieron que incluso las tiendas de café Juan Valdez incursionaran en el mercado este año. Según explicó Alejandra Londoño, vicepresidente de Mercadeo de la cadena, se trata de 100 máquinas de café que generarán ventas por $1.000 millones.
una industria que se renueva

Según las proyecciones de Ossa, del parque total que ingresará este año, Inssa tendrá un 60%. Pero además, está enfocada aumentar el número de máquinas con tecnología biométrica que permitan a las empresas atender actividades como la entrega de dotación a través del reconocimiento de la huella.

Ariza agregó que el mercado crecerá 15% este año y avanzará en el desarrollo de sistemas de telemetría para el control de los equipos en tiempo real.

Los equipos como vitrinas publicitarias

Aunque de acuerdo con Javier Ossa el negocio publicitario de las máquinas dispensadoras no ha sido lo suficientemente explotado en Colombia como en otros mercados, ésta es una oportunidad que se mantiene vigente, sobre todo en espacios con públicos cambiantes. “La gran mayoría de las máquinas están al interior de las empresas, por lo que no hay un gran público para hacer publicidad. Sin embargo, en espacios como los aeropuertos y las terminales, las dispensadoras pueden tener buenos resultados”.

TEMAS


Comercio - Juan Valdez - Juan Valdez Café - Maquinaria - Aeropuertos - Hospitales