Más tecnología y cambio total de diseño para la Escape

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Lo que se respira dentro de la cabina de la nueva Ford Escape es pura tecnología.

La nueva generación del Smart Utility Vehicle o camioneta de la marca estadounidense no solo tiene dispositivos para conectar aparatos electrónicos desde la consola central, sino que detrás del volante su operación es completamente 'inteligente'.

El más reciente estreno de Ford, que llegará en versiones 4×2 y 4×4 a partir de septiembre, cuenta con tecnologías como el Torque Vectoring Control, mediante la cual el vehículo desacelera de forma automática cuando entra demasiado rápido en una curva y vuelve a acelerar de forma controlada en medio de un giro.

Esto es posible porque trabaja de manera conjunta con el sistema Curve Control, típico en los todoterrenos de la marca en Estados Unidos, que funciona como si fuera una extensión del control de estabilidad o ESP. Esta función opera tanto en terreno seco como mojado, y el objetivo del fabricante de autos es que para el año 2015 el 90% de sus camionetas lo tengan de serie.

En la lista de aspectos que nos permiten asegurar que la Ford Escape 2013 es totalmente tecnológica, también destaca el Sistema Inteligente 4WD, el cual incorpora un nuevo software y sensores más avanzados para analizar los datos de hasta 25 señales externas, como la velocidad de las ruedas, la posición del pedal del acelerador y el ángulo del timón. Todo esto, con el propósito de optimizar al máximo la dirección y el desempeño del vehículo durante el recorrido por la carretera.

'Gracias a las características exclusivas de tecnología e innovación, como el Curve Control con Torque Vectoring Control, estimamos vender entre 800 y 900 unidades de la nueva Ford Escape en lo que resta de 2012', dijo el gerente de Marca de Ford Colombia, Rafael Melo.

Y como la tecnología lo es todo en esta nueva camioneta, la transmisión no podía ser la excepción. Los ingenieros de la marca instalaron una caja automática de seis velocidades con sistema SelectShift, lo que significa que el conductor puede controlar de forma manual la selección de marchas con solo activar un botón en la palanca.

Para no desperdiciar ni un minuto de poder, la Escape combina la inyección directa de combustible con un sistema turbo que le da mucha vida a un motor EcoBoost de 2.0 litros con 240 caballos de potencia y un torque de 366 Nm.

'Rostro' Modificado
Lo segundo de la Ford Escape 2013 en lo que se invirtieron muchos esfuerzos fue en su diseño exterior, y el resultado no solo se observa sino que se constata al ser un 10% más aerodinámica que la versión anterior.

La nueva apuesta estética es una carrocería con mayores curvas, menos cuadrada y más estilizada, lo que hace a este vehículo mucho más elegante. Así mismo, la forma de las luces delanteras cambió completamente, pues ahora son alargadas. En cuanto a los faros traseros, su nueva imagen invade la parte lateral de la carrocería. Aunque la parrilla se mantuvo en dos bloques, esta se modernizó y se fusionó con las luces exploradoras.

También destacan nuevos detalles como la incorporaron de luces de cruce en los espejos retrovisores exteriores y unas pequeñas entradas de aire a los lados de la zona donde comienza el caparazón del motor.

Para optimizar el espacio la banca trasera ahora es plegable y el piso de carga se diseñó para configurarse en dos posiciones.

'La Escape es producida en EE.UU., en la planta de Louisville. Teniendo en cuenta su configuración, tendrá desgravación arancelaria a 10 años', dijo Melo.

Ficha técnica

Motor: EcoBooost, turboalimentado, 4 cilindros, 2.0 litros, 270 HP a 5.500 rpm y un par máximo de 366 Nm a 3.000 rpm.
Transmisión: automática SelectShift de seis cambios.
Versiones: 4×2 y 4×4.
Características: 7 bolsas de aire, monitoreo de presión de llantas, climatizador electrónico dual, sistema personal de control de manejo MyKey y sistema SYNC con MyFord Touch.
Capacidad de remolque: 1.600 kilogramos.
Precio ($): Aún no está definido.

TEMAS


Tecnología