Nuevo centro comercial de $20.000 millones en Cúcuta abrirá hasta final de año

El grupo portugués Central Control es el operador de la obra bautizada ‘Jardín Plaza Cúcuta'

Colprensa

Comenzó la cuenta regresiva para la entrega, antes de finalizar el 2018 en Cúcuta, del complejo comercial ‘Jardín Plaza Cúcuta’, con el cual el grupo empresarial portugués Sonae Sierra le apuesta a un giro económico en esta región del nororiente del país, a donde llegaron con una inversión de $20.000 millones para 12 hectáreas, esto de un lote total de 50 hectáreas donde se ha ido desarrollando el urbanismo con viviendas y oficinas, algo que desde Sonae es una garantía de éxito.

Los protagonistas de esta inversión, además de los portugueses, son los integrantes del grupo de Central Control, conocedor del mercado nacional y de cerca de 20 sectores más. A estos nombres se suman anclas como el hipermercado Olímpica; con 4.000 metros; Arcadia, tienda de especializada en niños, con mil metros. Un gimnasio de mil metros, un casino y los cines Royal, además de la tienda electrónica Alkomprar, hacen parte de los confirmados en espacios de esta nuevo complejo.

Tiago Eiró, gerente de Sonae Sierra en Colombia y encargado de cada uno de los desarrollos que está multinacional tiene previstos para el país, describe el proyecto de Cúcuta como “una propuesta comercial para el futuro pero realizada en el presente”, así se espera poder dinamizar la manera de vivir los centros comerciales de la capital de Norte de Santander.

Llama la atención la manera como desde Portugal en la península ibérica se observa esta región de Colombia, pues a pesar de las cifras económicas y de desempleo que desde organismos como el DANE se arrojan para Cúcuta, desde Europa se considera que ésta es una zona con importantes perspectivas a corto y mediano plazo. Un concepto nada reprochable si se parte de la experiencia que a Sonae le da el haber desarrollado y administrado diferentes centros comerciales en 12 países de 4 continentes.

“Nosotros somos una compañía internacional dedicada a desarrollar proyectos únicos, que se diferencian de los demás y que traen una nueva manera de vivir los centros comerciales”, dice Eiró al precisar que en la actualidad Sonae tienen relaciones con mas de 80 centros comerciales, 2.6 millones de metros cuadrados, varios de los cuales administran.

No se vende, no se arrienda 

El modelo implementado en Colombia por Sonae es precisamente el de arrendar los locales comerciales, descartando de tajo la venta de los mismos para de esa manera poder adoptar las medidas necesarias y tomar las decisiones que le permitan controlar el desarrollo del negocio y mantenerse actuales en el mercado.

Ante las dudas relacionadas con la sobreexposición de centros comerciales en las ciudades capitales, es claro que es un tema que para las directivas de Sonae no son buenas decisiones y afectan el negocio. Esta es la razón por la que antes de invertir realizan los estudios necesarios para la requerida sostenibilidad “nosotros nunca construimos un proyecto comercial, enfrente de otro”, dice Fernando Guedes de Oliveira, CEO de Sonae Sierra.

En la actualidad el ‘Jardín Plaza Cúcuta’ avanza satisfactoriamente y ya supera más de la mitad de sus espacios comercializados por lo que se espera que en los próximos meses, y ya habiendo pasado las elecciones de congreso y presidenciales, se retome un nuevo impulso para la inauguración del complejo comercial.

“Antes de vender un proyecto hay que vender el país y la ciudad donde se va a desarrollar”, precisa Eiró al mostrar la confianza que como multinacional tiene en Cúcuta, la misma que desde hace dos años están mostrando alrededor del mundo. “En Colombia hay cosas buenas que favorecen el desarrollo en las ciudades intermedias y es precisamente la manera como avanza la des-centralización”, añade el representante para Colombia para quien los más de un millón de habitantes de la capital nortesantandereana son una clara muestra del potencial de esta ciudad.

“Nosotros vemos la oportunidad, el mercado existe. Los centros comerciales que hoy existen son y pequeños y antiguos. Nosotros vamos a llegar con algo moderno, grande y de frente. Por eso creemos que con un centro de retail moderno vamos a cambiar la percepción de los habitantes, quienes van a observar como desde la arquitectura de Jardín Plaza la ciudad va a cambiar y va tener una nueva visión de sí misma”, precisa Eiró para quien Cúcuta es un gran centro de inversión y desarrollo que ha sido apreciado desde Europa.

Otras ciudades

En la mira de Sonae para desarrollar centros comerciales están varias ciudades del país como Barranquilla, Cali y Villavicencio en donde además de la creación de nuevos espacios comerciales, se ejecutan procesos de reposicionamiento y remodelación de espacios similares para dar un nuevo aire a las áreas y zonas.

“Los centros comerciales son espacios de encuentro familiar y de amigos. Y en Colombia se suman un par de ingredientes que ayudan a que esto suceda. Uno de ellos es indudablemente el tema de la seguridad y el que no se tenga un comercio de calle tan fuerte como el que sí se vive en centros urbanos de Europa”, dice Guedes y agrega que en Cúcuta se está buscando que la gente se sienta bien. A esto se suma el diseño, el ambiente y la oferta, lo que hace de esta una cultura más vivencial.

“En los próximos cinco años vamos a estar en las mayores ciudades de Colombia, y una de ellas seguro será Bogotá”, dice Guedes para quien la capital es muy importante para Sonae, junto con Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Villavicencio y por supuesto Cúcuta. “Nosotros no entramos a un mercado solo por entrar, lo hacemos con claridad para el desarrollo”, dice Eiró.

Hoy en Cúcuta hay una gran oportunidad y así lo han visto las principales marcas de Colombia, muchas de las tiendas con presencia en el mundo apoyan esta manera de pensar, precisa el experto y agrega “allí tenemos una gran oportunidad de crecimiento. La percepción que la gente tiene de Cúcuta, no tiene nada que ver con la ciudad, es necesario que se crea en cada una de las ciudades. Curiosamente hemos visto como muchos de los dueños de tiendas localizadas en Cúcuta, no conocen la ciudad. Una cosa es clara, nosotros no dependemos de lo que pase en Venezuela, dice Eiró al desestimar que los problemas fronterizos vayan a afectar el desarrollo de negocios como ‘Jardín Plaza Cúcuta’.

TEMAS


Comercio - Centros Comerciales - Consumo de los hogares - Cucuta