‘Nuevo directivo de la Cámara de Comercio de Manizales debe mirar a los macroproyectos’

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Quería quedarse otros meses para celebrar los 100 años de la Cámara de Comercio de Manizales (CCM), que se cumplen en febrero próximo, pero la nueva junta directiva de la entidad, posesionada en julio pasado, tenía otros planes.

Por ello, hace más de un mes, le comunicaron a Gildardo Armel que hasta este 31 de agosto sería el presidente ejecutivo de la CCM. 'Me voy con la frustración de no ver la primera piedra en el Puerto de Tribugá y con la tristeza de no estar en la Cámara en el centenario', dijo.

De todas formas, Armel, de 61 años de edad, señala que se va agradecido y satisfecho con lo hecho en los 11 años al frente de la CCM, de la que destaca entregará al nuevo presidente ejecutivo con un índice de informalidad de 9%. El nombre del nuevo directivo del gremio, que está siendo escogido por una firma cazatalento, se sabrá en septiembre. Por ese cargo compiten 103 hojas de vida y el salario, que no fue revelado por Armel, ni por el presidente de la junta, John Jairo Gómez, puede superar los $12 millones mensuales, según conoció LR.

Dice que se va satisfecho de la CCM, ¿cuál es su balance?
Manizales queda en la mejor posición en formalización y legalización no solo en Colombia, sino en el continente. Es una tarea que se hizo con la Alcaldía de Manizales y cuando arrancamos hace más de 7 años, la ilegalidad en los establecimientos de comercio era de 35%. Hoy el 91% de las firmas cumplen con los requisitos legales. Entrego el cargo con Manizales como la ciudad número uno en Doing Business; con la facilidad de hacer los trámites para crear empresa en un día; con un balance positivo en internacionalización y con un edificio remodelado y con tecnología de punta.

¿Qué debe continuar el nuevo presidente ejecutivo?
Considero fundamental seguir con lo que mencioné, no solo mantenerlo, sino también mejorarlo. Otro tema son los macroproyectos. La CCM ha sido abanderada de obras como el Aeropuerto del Café, la carretera a Bogotá, el Puerto de Tribugá. Por eso me llevo la frustración de no haber puesto la primera piedra en Tribugá, una obra que se necesita con urgencia.

¿Cómo ve hoy proyecto del puerto de Tribugá?
Aunque está más avanzado que hace 10 años, sigue atrasado. No hay derecho a que falten los mismos 48 kilómetros de carretera para llegar allí. Los inversionistas están listos pero el Gobierno debe hacer la carretera y sobre el Pacífico tenemos hoy solo un puerto poco competitivo frente a lo que el mercado demande. Un día que más nos demoremos en hacer el Puerto de Tribugá, es un día que el país pierden en poder jugar en las grandes ligas.

Y en términos de ciudad ¿qué necesita Manizales?
Pienso que necesita un mejor centro de convenciones y eventos. Lo que tenemos en Expoferias puede ser arreglable y adecuado. La CCM pensó en invertir allí con la Alcaldía para tener un centro de eventos que esté a la altura de la cuidad.

Usted había manifestado que quería seguir otro período ¿por qué la nueva junta no lo renovó?
Había manifestado a la misma junta que quería quedarme por lo menos otros seis meses y entregar la CCM en 2013, cuando la entidad cumple 100 años. Luego de presentarle mi gestión sus miembros manifestaron que era conveniente un cambio generacional situación que entendí. Me dio nostalgia porque quería celebrar el centenario, pero esa es una decisión de la nueva junta y el que manda manda. Me da tristeza pero son gajes del oficio. Tengo la satisfacción de salir con el deber cumpliendo.

¿Qué le hace falta a Manizales para atraer más inversión?
Infraestructura y abrirnos más porque somos muy cerrados. Aquí tenemos una persecución entre nosotros mismos y no se deja crecer al que viene con buenas ideas. Nos falta trabajar más en equipo.

Compiten más de 100 personas por la presidencia de la CCM, ¿cuál es el salario?
No estoy autorizado para dar ese dato. Solo sé que el nuevo directivo debe ser muy capaz.