Ocho de cada 10 hogares colombianos compran en hard discount

Detergente, blanqueador y leche, lo que más se busca en las tiendas de descuento.

Lina María Guevara Benavides

Con un crecimiento de 17 puntos porcentuales en penetración, 2017 fue el año en el que reinaron los hard discount o tiendas de descuento. Así lo reveló un estudio de la firma Kantar Worlpanel que confirmó que ocho de cada 10 hogares colombianos compran en estos formatos.

La investigación no solo reveló que creció la penetración. La frecuencia de compra también tuvo el mismo comportamiento al aumentar en 27%, cerrando el año con 26 visitas (por hogar), es decir, al menos dos por mes.

Las cifras no solo representan el buen momento del canal de bajo costo. También dejan ver que, aunque las tiendas de barrio, las grandes cadenas y los independientes mantienen su alta penetración con 96%, 81% y 72%, respectivamente, los discounters les han ganado terreno en cuanto al volumen de ventas.

LOS CONTRASTES

  • Miguel de La TorreDirector de Nuevos Negocios de KWP

    “Este es un fenómeno que vimos en otros países. Los canales deben renovarse porque lo que funcionó en el pasado, ya no es tan útil. Hay que tener diferenciales e innovación”.


  • Nuno AguiarGerente general de Jerónimo Martins

    “Para 2018 seguiremos manteniendo nuestro ritmo de expansión en los departamentos de Cundinamarca, Meta, Boyacá y Tolima y fortaleciendo nuestra presencia en Bogotá”.

Según Miguel de La Torre, director de Nuevos Negocios de Kantar Worldpanel, el factor macroeconómico que se vivió en el mercado interno en 2017 fue clave en el crecimiento de formatos como D1, Ara y Justo&Bueno.

“Tiene mucho sentido que el discounter haya crecido tanto el año pasado porque el gasto de los hogares se vio afectado con el incremento del IVA y hubo un problema de poder adquisitivo. Eso tiene que ver mucho con el boom, porque por ejemplo, en mercados como Panamá, que es una de las economías que más crece de Centroamérica, no hay ese auge”, dijo el vocero.

Un vocero de Koba Colombia confirmó esa perspectiva, pues aseguró que “la oferta de valor de D1 es atractiva bajo cualquier circunstancia económica, pero en épocas de desaceleración es posible que más consumidores perciban los beneficios del modelo de descuento duro, llevando a un mayor crecimiento en los últimos años”.

En ese sentido, de La Torre aseguró que el crecimiento de estas tiendas, además de estar relacionado con el panorama económico, tuvo mucho que ver con la apertura de nuevos puntos de venta, factor que finalmente les ha permitido conquistar más clientes.

De hecho, el más reciente balance de resultados del grupo empresarial Valorem reveló que Koba Colombia (operador de las tiendas D1), tuvo una pérdida (por la aplicación del método de participación) de $42.113 millones a causa de la apertura de más de 170 puntos de venta y la inversión en nuevos centros de distribución.

Al mismo ritmo y desde su llegada al país en 2012, la cadena portuguesa Jerónimo Martins, propietaria de las tiendas Ara, informó en febrero de este año que, con la apertura de un nuevo punto en Zipaquirá, llegó a las 400 tiendas en el país.

La cifra quiere decir que en promedio, la marca inauguró 42 puntos de venta por trimestre, lo que le permitió facturar más de $1 billón, casi el doble de lo logrado al cierre de 2016.

Aún así, el crecimiento de Ara parece no tener techo, pues de acuerdo con Nuno Aguiar, director general de Jerónimo Martins Colombia, “para 2018, seguiremos manteniendo nuestro ritmo de expansión en Cundinamarca, Meta, Boyacá y Tolima y seguiremos fortaleciendo nuestra presencia en Bogotá”.

Sobre ese punto, De La Torre confirmó que si bien los análisis de Kantar Worldpanel evidenciaron que la curva de crecimiento de estas cadenas cada vez es más estable, hay un punto que vale la pena revisar a la hora de hablar de un techo: la penetración en las regiones.

En ese sentido, el vocero explicó que, por ejemplo, D1 ya se consolidó en Bogotá y Medellín mientras que la región más fuerte para Ara es el Atlántico, por lo que podrán seguir expandiéndose, siempre que lleguen a ubicaciones donde no están o mejoren las de baja presencia.

Qué es lo que más se compra

Son cinco los productos de la canasta (la mayoría de ellos de aseo del hogar) que más buscan los miembros de un hogar en los formatos de discounters. Según Kantar Worldpanel se trata de detergente para ropa, blanqueadores, leche líquida, papel higiénico y limpiadores.
En ese punto, la participación en valor de las tiendas de descuento creció en seis de las siete categorías. Así, pasó de 9% a 14% en alimentos; de 6% a 9% en bebidas; de 8% a 14% en lácteos; de 7% a 12% en aseo personal y de 12% a 20% en aseo del hogar.

Ventas por catálogo lideran en cuidado personal

Aunque categorías como aseo del hogar y personal son de las más competidas entre los diferentes canales, en términos de productos de cuidado personal, las ventas por catálogo sorprendieron en el estudio de Kantar Worldpanel. Esto, luego de conseguir 56% de participación en valor en esa categoría en 2017. El porcentaje es el más alto, tanto en canales como en segmentos, seguido de 39% y 33% del canal tradicional en bebidas y lácteos; y 28% de minimercados en la categoría de alimentos.

TEMAS


Discounters - Hard Discount - Justo&Bueno - Ara - D1 - Kantar