Polar podría vender filial en Colombia, si no recupera el interés de inversionistas

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Ante las imparables pérdidas en inversiones registradas por la cadena chilena La Polar durante el último año, las cuales ascienden a US$340 millones por menores ventas y desplome bursátil, la crisis de la tienda chilena llegó hasta Colombia amenazando con la posible enajenación de su filial en el mercado local.

Como una estrategia para recuperar el interés de los inversionistas en la compañía de retail, y lograr superar la crisis, se había planteado la realización del Road Show para el mes de marzo, evento en el que se buscaba mantener el interés en el escenario colombiano como clave para los proyectos de La Polar, la cual tiene dentro de sus planes de expansión la apertura de 15 tiendas para completar 82.000 metros cuadrados, de acuerdo con lo dado a conocer por el Diario Financiero de Chile.

Sin embargo, aún se desconoce la fecha del evento que será ultimado por la junta directiva el día de hoy. Algunas de las causantes del aplazamiento serían la actual demanda colectiva impulsada por el Sernac y los recientes problemas legales que ha tenido la empresa por irregularidades en su administración.

De acuerdo con Carlos Rodríguez, profesor de la facultad de ciencias económicas de la Universidad Nacional, 'es muy peligroso que un inversionista colombiano coloque plata en La Polar porque tiene problemas legales más que por cualquier otra cosa', y agregó que 'como es un problema de reputación, la empresa va a tener que vender sus activos, en lugar de buscar inversión'.

Por otro lado, si continúa la enajenación de la multitienda, como ha sido el caso, la chilena enfrentaría el riesgo de quedarse sin inversionistas antes de poder conseguir el aumento de capital.

Retiro de recursos
La reciente enajenación del 6,5% de la propiedad de la cadena de tiendas por parte de Provida marcó una nueva etapa de la crisis. Sin embargo, antes de Provida, Capital y Cuprum también habían tomado la iniciativa de retirar sus inversiones ante la situación de riesgo que vive la compañía.

Ahora, el temor radica en que Habitat pueda tomar la misma decisión. De ser así, pocas opciones quedarían para la retail de un aumento de inversión.

Y es que para el caso, Colombia es una gran opción para que la empresa pueda recuperarse. 'Múltiples organizaciones en el plano internacional han venido al país porque es un excelente escenario para la implantación de tiendas. Es un país geopolíticamente preferencial', expresó Rodríguez.

Mientras que La Polar viene avanzando en la evaluación de su operación en Colombia, junto a su asesor financiero en aumento de capital, Celfin, se espera que la retail entregue el estado de sus cuentas de diciembre del 2011, documento que está siendo trabajado por Ernst & Young y que será clave para conocer las pérdidas y los sectores inversionistas más afectados. La compañía tiene plazo hasta el 31 de marzo para entregar los resultados a la Superintendencia de Valores y Seguros.

La firma reportó pérdidas desde mediados del 2011
A mediados del año pasado, cuando la empresa entregó su informe de cuentas realizado por Ernst & Young, la chilena reportó pérdidas por US$892 millones, cifra que llevó a comenzar con el cierre de algunas tiendas. Para el caso de Colombia, La Polar cerró el 2011 con cuatro puntos de ventas, es decir, 23.000 metros cuadrados y 40.931 tarjetas de crédito activadas. El mismo año, el presidente de la organización chilena, César Barros, prometió que los planes de inversión en el país continuarían, proyectando un crecimiento hasta de 11 tiendas y aumentos de ganancias al 2013. En la actualidad, la empresa proyecta un crecimiento de 82.000 metros cuadrados, lo que equivaldría a la apertura total de 15 almacenes.

La opinión

Carlos Rodríguez
Profesor de ciencias económicas de la Universidad Nacional

'Hay que hacer una venta de activos porque el nombre La Polar tiene una mala reputación, no el servicio, ni los trabajadores, ni las funcionalidades; sino el nombre'.