Por cada nuevo abonado de TV paga ya se suman tres a las plataformas de streaming

Bloomberg

Aunque el servicio de televisión por cable sigue creciendo en todo el mundo, los contenidos que llegan a través de internet lo hacen a mucha mayor velocidad

Cronista

Un estudio mundial acaba de determinar que, aunque tanto la TV paga como los servicios de streaming siguen creciendo, los segundos triplican a los primeros en ritmo de nuevos suscriptores.

La televisión por cable/satelital superó en el año 2017 por primera vez la barrera de los 1.000 millones de clientes a nivel global, cifra que seguirá creciendo en los próximos años, lo que es una muy buena noticia para la industria, indica la investigación de la consultora IHS Markit.

Sin embargo, la situación cambia al comparar los datos del sector con los de las plataformas de streaming, también conocidas como OTT (Over The Top), tipo Netflix o Amazon, que siguen estando muy por debajo en número de abonados pero que crecen a un ritmo bastante más acelerado, según dan cuenta desde el sitio especializado TodoTVNews.

Efectivamente, de acuerdo a IHS Markit, por cada nuevo abonado a la incombustible televisión paga hay tres nuevos suscriptores de OTT, que ascienden ya a los 401 millones en todo el mundo y que el año pasado llegaban “apenas” a los 290 millones. Y de acuerdo a las proyecciones de la consultora, solo durante 2018 el sector crecerá un 18% adicional, hasta los 473 millones.

Por regiones, Asia Pacífico es donde más crece la TV paga. De hecho, representa al 83% de los nuevos televidentes, y el aumento de usuarios de streaming es efectivamente aquí de tres por uno.

En Europa Occidental, en tanto, las OTT crecen ocho veces más que la TV paga, que también sigue creciendo. En Europa Central y Europa del Este, ambos sectores crecen a la par.

Medio Oriente y África, por su parte, tienen bajas penetraciones de OTT, una situación que según IHS cambiará rápidamente en los próximos años.

Por su parte América del Norte cerró 2017 con tres millones de suscriptores de TV paga menos, siendo la única región con crecimiento negativo. Las OTT, en cambio, sumaron un total de 30 millones de suscriptores.

Finalmente, otra consultora, Dataxis, reveló que América Latina cerró 2017 con 71,5 millones de abonados a la TV paga, un 0,6% menos que en 2016, y se trata de la primera caída para el sector en su historia.

Mientras que para la Organización de Telecomunicaciones de Iberoamérica (OTI) la limitada capacidad y penetración de la banda ancha reduce el impacto de las OTT. En este sentido, Argentina es uno de los países con mayor adopción a estos servicios: el 66% de los hogares con acceso a internet en el país consumen con regularidad contenido OTT.

TEMAS


Directv - Consumo televisión - Netflix - Streaming - Series de televisión - Claro