Preocupación en el sector lechero por balanza comercial deficitaria en primer trimestre

Luisa Ciro - lciro@larepublica.com.co

Desde 2001 la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) fijó el 1 de junio para celebrar el Día Mundial de la Leche, con la idea de promover el consumo y la producción de un producto necesario para garantizar la seguridad alimentaria.

Precisamente los productores de leche en Colombia han aprovechado esta celebración para manifiestar su preocupación por el incremento de las importaciones. La problemática no es infundada, si se tiene en cuenta que la balanza comercial ha sido negativa en lo que va 2012.

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (Analac), Jorge Uribe, considera que el principal problema es la poca claridad en la información, porque si está creciendo a ritmos acelerados como dicen y la producción nacional también, el precio se estaría ajustando a la baja.

En Colombia no sólo se tiende a importar cada vez más, sino que según Uribe, el país no es lo suficientemente competitivo para exportar en la región. En 2012 los principales competidores han sido regionales, gracias al acuerdo comercial que hay con Mercosur.

Los mayores contingentes de leche que han llegado el país en 2012 provienen de países como Argentina y Uruguay, lo que se demuestra al analizar que de las 8.547 toneladas importadas, 6.219 llegaron de Mercosur. Esta situación se agrava si se tiene en cuenta que dichas importaciones ingresaron con arancel preferencial del 9,2%. Además, se cuestina que se hayan sobrepasado los volúmenes máximos autorizados para dicho arancel

El Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos también les genera preocupación, porque según Gonzalo Maldonado, presidente de la Cámara de la Leche de Fedegan, es inminente la llegada de altos volúmenes de lactosuero. En el caso de la competencia europea, la dificultad se centralizará en los bienes de consumo masivo como leche en polvo entera y descremada, mantequilla y quesos.

Tal como están las cosas, al sumar en 2012 las importaciones de sde Estados Unidos, Chile, México y Suiza, podrían ingresar más de 23 mil toneladas de productos lácteos, una cifra muy alta respecto a otros años, y que alimenta la incertidumbre en el sector.

Sin embargo, algunos productores tienen una perspectiva diferente y creen que es un fenómeno coyuntural.

Es el caso de Jorge Andrés Martínez, director Ejecutivo de Asoleche, quién considera que el crecimiento de las importaciones corresponde a la cuota de producciónnacional afectada por el invierno, y también es consecuencia del cumplimiento de los acuerdos comerciales vigentes.

En medio de este panorama, Colombia sigue siendo el cuarto productor en esta porción del continente, y según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en los países en desarrollo la producción de leche aumenta cada año.

La FAO también espera que en 2025 la demanda se haya incrementado un 25%. En Colombia ya se puede celebrar el día mundial de la leche, pues el crecimiento anual del consumo llega al 2%.

Un año sin comercializar leche cruda
El 24 de agosto de 2011 cambiaron las costumbres de muchos colombianos que compraban leche de cantina o cruda. El objetivo de la prohibición planteada por el decreto 3411 de 2008 era prevenir enfermedades como la tuberculosis o la fiebre tifoidea gracias al control fitosanitario de la leche pasteurizada. En su momento, Asoleche apoyó la norma y motivó a los vendedores tradicionales a industrializarse. Esto afectó a muchos consumidores en pequeños municipios que no pudieron volver a conseguir el litro de leche a menos de $1.000 y también a los pequeños productores que tuvieron que buscar otra fuente de ingreso.

Las opiniones

Jorge Uribe
Presidente de Analac

'La producción de leche en Colombia crece a buen ritmo, pero no lo suficiente para exportar en el mercado latinoamericano. Somos poco competitivos'.

Jorge Andrés Martínez
Director ejecutivo de Asoleche

'Las importaciones de productos lácteos corresponden a la cuota de producción afectada por el invierno, y que la industria suplió con terceros países'.