Proficol quiere tener 12% del mercado peruano

Javier Molina - jmolina@larepublica.com.co

El presidente de Proficol, Jorge Steiner, en entrevista con LR, anunció la presencia directa de la compañía en Perú a partir de esta semana, con lo cual el país inca se suma a Ecuador y Venezuela, dentro del plan de expansión internacional de la compañía.

Proficol, una compañía fundada hace más de 50 años en Colombia, se ha dedicado a la producción y comercialización de productos para la protección de los cultivos, alcanzando una importante cuota de mercado.

¿Qué los motivó a expandir su negocio a Perú?
Llegamos a Perú por el dinamismo que ahí tiene la agricultura. Es una agricultura moderna, que está tomando beneficios de lo que está pasando hoy a nivel mundial, que es participar en la gran demanda de alimentos que hay en el mundo y que vemos que varios países en la zona latinoamericana están tomando gran provecho de esto. Lamentablemente en Colombia hemos perdido esa oportunidad y esperamos en un futuro recuperarlo, por el potencial que tiene el país en agricultura.

¿Cuál fue la inversión que se hizo para llegar a este mercado?
Es una inversión realmente pequeña. Estamos invirtiendo cerca de US$5 millones. Esto es simplemente en la parte operativa de construir una compañía, equiparla con personal, con los equipos que se requieren, con tecnología, transporte, logística para poder cubrir toda la geografía peruana. Esta es la inversión inicial y se irá aumentando a medida que vayamos tomando más posición en el mercado.

De acuerdo a la experiencia que tienen con Ecuador y Venezuela, ¿cuáles son las proyecciones para el nuevo mercado?
En Venezuela llevamos cerca de 15 años con muy buenas experiencias, mientras que en Ecuador tenemos presencia directa desde hace cinco o seis años. Tenemos una operación bastante importante y somos la cuarta compañía en el mercado ecuatoriano. Eso es más o menos el reto que tenemos ahora cuando ingresemos a Perú, de llegar a tomar una posición de liderazgo como la que tenemos aquí en Colombia aprovechando las sinergias que nos da toda nuestra estructura.

¿Cuál es el objetivo directo con la empresa en ese país?
Estos son mercados altamente competitivos como el mercado colombiano, donde tienen presencia la mayoría de las empresas multinacionales y nacionales. Nosotros, con nuestra participación en Colombia y la que esperamos se de en estos países, buscamos una participación de alrededor de 10% o 12% del mercado de protección de cultivos. Este es un objetivo a cinco años.

¿Desde hace cuánto inició el proceso para llegar a Perú?
Llevamos tres años con la idea de entrar directamente. Contemplamos la posibilidad de adquirir alguna compañía que nos hubiera facilitado el ingreso, pero las cosas no se dieron, entonces tomamos la decisión de arrancar el proyecto en cero y creemos que vamos a cumplir con las metas que nos hemos trazado en ese sentido; aunque era más fácil adquirir algo que ya estuviera en el mercado.

Dentro de ese plan de expansión, ¿están considerando llegar a otros países?
Directamente no, indirectamente sí estamos llegando casi a 38 países en los cinco continentes. Hoy, contamos con el grupo Makhteshim Agan Industries de Israel y hacemos parte de esta gran red que ellos tienen y por eso nuestra planta en Barranquilla está produciendo para compañías del grupo. Estamos exportando a Estados Unidos, Ucrania, Europa y llegamos indirectamente a muchos países.

¿Cómo ve la locomotora del agro en Colombia?
El país tiene un alto potencial. En agricultura estamos cultivando menos de 5 millones de hectáreas, cuando hay un potencial de 25 millones. Desafortunadamente nos hemos quedado, la locomotora no arranca y la demanda de alimentos en el mundo es impresionante.

La opinión

Rafael Hernández
Presidente de Fedearroz

“Es una empresa que ha venido creciendo y expandiéndose desde hace algunos años, pensado en los mercados internacionales. Me parece que es una decisión acertada”.