Renault piensa revivir en Europa su sello de autos deportivos

Cortesía

Bloomberg

Incorporar dos marcas de carros de lujo al portafolio y activar una estrategia de expansión en mercados emergentes, serían dos de los planes de Renault para reducir la dependencia de la compañía del declinante volumen del mercado de autos de Europa.

Según informó la agencia Blooomberg, el fabricante de vehículos podría resucitar la marca Alpine para ofrecer autos deportivos y crear otra marca premium para vender modelos de lujo, informó Carlos Tavares, el máximo responsable operativo. 'Tenemos que ser competitivos en todo el mundo. Es por eso, que hemos efectuado el cambio para pasar de ser una compañía concentrada en Europa a ser una empresa automotriz global'.

La ambición de Tavares de crear dos nuevas filiales coincide con la declinación de las ventas que enfrenta la compañía de 113 años de antigüedad en Europa, donde la firma ganó alrededor de 65% de las utilidades de 2011. Pero la entrega de autos a la región se contraerá 7% en 2012, la quinta caída anual consecutiva, en momentos en que los consumidores contienen el gasto por temor a una extensión de la crisis de deuda soberana, señaló la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles.

Renault tendría entonces un total de cuatro marcas: Dacia, con sede en Rumania, que vendería autos sin accesorios especiales; Renault, para autos de producción masiva con más opciones; Alpine, que serviría como centro de autos deportivos; e Initiale Paris, como marca de lujo, un nicho donde hoy no está presente. El auto más caro de Renault es la minivan Espace, desde US$44.340.

TEMAS


Europa