Renault-Sofasa no le cederá mercado a los carros coreanos

Colprensa

En entrevista con El Colombiano, Luis Fernando Peláez, director General del Grupo Renault en Colombia y presidente de Sofasa, reclamó una política automotriz que acompañe los desafíos del futuro TLC con Corea, porque en las condiciones actuales, los ensambladores no serán capaces de sostener ese enfrentamiento en igualdad de condiciones.

¿Le atemorizan los efectos de ese acuerdo comercial?
No nos atemorizan, nos preocupan porque penalizarán el ensamble local, en la medida en que no tengamos mejoras internas, que las estamos haciendo. Necesitamos soportes del Gobierno para enfrentarnos a esa pelea.

La pelea tiene una balanza muy desequilibrada…
Hay que tener en cuenta las simetrías de la producción local versus la coreana. Ese país produce más de 7 millones de vehículos al año, así que puede comercializar 20.000 o 25.000 vehículos acá con precios muy competitivos, contra un mercado colombiano de 340.000 carros, donde hay tres ensambladoras trabajando.

¿Se acabaría el ensamble local con ese tratado?
Representa una serie de riesgos en el corto y mediano plazo, pero no como para decir que se acabará el ensamble. Los vehículos que se ensamblan en Colombia representa el 35% del total de ventas. Hace cinco años éramos el 65%, lo que muestra cómo avanza el importado frente a la producción local y la tendencia que tendremos en la medida en que esos acuerdos de comercio se concreten y convierta el 35% que actualmente pagan ellos en aranceles a cero por ciento y eso marca el desafío para las ensambladoras locales en cuanto a ser más competitivas.

¿Cuál es el soporte que se requiere del Gobierno?
La cadena automotriz tiene que modernizarse, las leyes que hay al respecto se tienen que modificar. Si queremos competir en un mundo abierto, como lo está haciendo el país ahora con los tratados comerciales, lógicamente nos tenemos que ajustar a eso. Las leyes de integración local tienen que adaptarse a ese nuevo mundo e incluir elementos de valor agregado para poder ser competitivos. Hay que ser mejores en logística, costos de las piezas y ser más productivos en las fábricas.

¿Qué de lo ensamblado por Sofasa es ?made in Colombia??
Todos los vehículos Renault tienen componentes colombianos, pero si hablamos de integración regional (piezas que se producen en el país o en la región) eso llega al 40% o 42% de integración nacional, contando los motores que se fabrican en Brasil, las cajas de cambio que son chilenas y el resto de piezas que suministran proveedores locales.

¿Qué papel juega Sofasa en la multinacional Renault?
Seguimos consolidándonos como una plataforma exportadora en la región y eso nos ha permitido llegar a Centroamérica, Perú, Ecuador y Chile. Es la dinámica que vamos a seguir.

¿Y qué implica ser esa plataforma para el continente?
Si uno quiere ser una plataforma exportadora tiene que ser muy eficiente y competitivo. Para eso tenemos que acelerar de forma radical la competitividad en costos y eso implica que tenemos que ser mejores en productividad. Hemos ubicado la planta de Envigado en el primer lugar de competitividad de las fábricas de Renault en la región. Estamos hablando que con las otras seis fábricas, Sofasa, que es la séptima, es la número uno.

TEMAS


Renault-Sofasa