Revisión sobre paro de Avianca pone en jaque la confianza empresarial

La Sala civil de la Corte Suprema de Justicia decidirá hoy la ilegalidad del cese.

Lina María Guevara Benavides

Pasaron dos instancias y cinco sentencias para que la justicia colombiana declarara ilegal el cese de actividades promovido durante 52 días por un grupo de menos de 260 pilotos de Avianca, afiliados a la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac) en 2017.

LOS CONTRASTES

  • Sylvia Escovar presidenta de terpel

    “Es muy poco tranquilizador no poder confiar en las decisiones judiciales, pues con base en ellas se toman decisiones de importancia para cualquier empresario”.


  • Julián Domínguezpresidente de confecámaras

    “Reabrir un asunto que aparentemente ya estaba decidido es nefasto para la confianza y la inversión. La seguridad jurídica es esencial para la competitividad del país”.


  • Santiago Perdomoexpresidente deL banco colpatria

    “La seguridad jurídica es fundamental para la atracción de la inversión y su ejecución en el país. En ese sentido, todo lo que atente contra ella, va en contra de las inversiones”.


  • Bruce Mac Masterpresidente de la andi

    “Vemos con preocupación que, vía acción de tutela, se revise la sentencia proferida por la Sala Laboral de la Corte Suprema que confirmó la ilegalidad de la huelga”.


  • Ricardo Trianapresidente del consejo de empresas americanas (cea)

    “Aunque esta vez se trate de Avianca, este vaivén que está dando Colombia afecta a toda la inversión. En términos de seguridad jurídica, sería la peor señal del Gobierno”.


  • Ángela Montoyapresidente ejecutiva de Acolgen

    "Mantener unas normas y reglas de juego claras y estables es crucial para atraer esa inversión, que es la que permite e impulsa el desarrollo del país".


  • Santiago ÁlvarezDirector ejecutivo de Latam

    "Más allá de la coyuntura específica del paro en cuestión, una decisión contraria a la proferida inicialmente generaría vacíos en materia laboral que ponen en riesgo la toma de decisiones a nivel empresarial".


  • Víctor Hugo MalagónPresidente del Foro de Presidentes

    "Este suceso no sólo representa inestabilidad jurídica, sino una sensación de incertidumbre y desamparo para el sector empresarial pues pone en duda la firmeza de las medidas y decisiones proferidas por la máxima corte, minan la confianza y la credibilidad".


  • Gilberto SalcedoExpresidente la Atac

    "Lo lógico y jurídicamente procedente es que la Corte Suprema confirme ahora, en el fallo de tutela, la naturaleza escencial del transporte aéreo y la falta de mayorías para decretar el paro por parte de los pilotos".


  • Gustavo ToroPresidente de Cotelco

    "Al sector empresarial le preocupa pensar que el tema ya estaba superado y vuelve a tomarse. Esto genera inseguridad jurídica y es una mala señal para la estabilidad".

Sin embargo, hoy, 296 días después de haberse iniciado ese capítulo de la huelga y tras 98 días de haberse proferido la decisión más reciente por parte de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, la compañía liderada por Hernán Rincón vuelve a los estrados. Esta vez será la Sala Civil de la Corte la encargada de emitir una decisión sobre un tema que se creía ya superado.

La revisión reiterativa de un caso que para la compañía y sus abogados ya estaba cerrado, sumada a la posibilidad de que se reverse lo decidido (que la huelga fue ilegal), no deja una sensación diferente que la de desconfianza. De ahí, que empresarios y gremios coincidan en que alterar lo que ya se confirmó cinco veces, no lleva a otro escenario que el de la inseguridad jurídica.

El caso se llevó a cabo en dos instancias, que le dieron la razón a la aerolínea. La primera fue en la Sala Laboral del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Bogotá, que declaró la ilegalidad del paro con tres argumentos: Acdac no cumplió los requisitos de convocatoria; ni la ley de mayorías en la votación; y la actividad de Avianca es un servicio público esencial. El mismo día del fallo, los pilotos apelaron la decisión pero, en segunda instancia, la Corte Suprema de Justicia confirmó la ilegalidad.

En medio de una decisión y otra, Acdac avanzó en un segundo camino e interpuso una primera acción de tutela por vía de hecho contra la sentencia del Tribunal, pero, tanto la Sala Laboral como la Sala Penal de la Corte Suprema, en primera y segunda instancia, respectivamente, volvieron a darle la razón a Avianca. Hasta ahí, cuatro decisiones se fallaron a su favor.

Un solo camino le quedaba al sindicato y lo eligió. Luego de que la Corte ratificara la decisión del Tribunal en segunda instancia (en el primer proceso), Acdac interpuso una segunda acción de tutela por vía de hecho contra esa confirmación. Pero una vez más (quinta decisión), la ley falló a favor de la aerolínea, pues la Sala Penal declaró improcedente la petición de los pilotos. Fue entonces cuando Acdac impugnó la sentencia y abrió la puerta para que la Sala Civil se pronuncie hoy nuevamente.

“Dos salas ya se pronunciaron, una confirmó la ilegalidad y otra declaró improcedente la tutela. Que una tercera dijera lo contrario sería una incongruencia”, dijo Juan Manuel Charry, abogado de Avianca.

La revisión deja un sinsabor entre los empresarios. Para la presidenta de Terpel, Sylvia Escovar, resulta “muy poco tranquilizador no poder confiar en las decisiones judiciales”, y en el mismo camino, el expresidente de Colpatria, Santiago Perdomo, aseguró que todo lo que atente contra la seguridad jurídica va en contra de la inversión.

Desde los gremios, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, dijo que al gremio “le extraña que la Sala Civil de la Corte haya admitido la acción de tutela y pretenda revisar la decisión del órgano competente y experto para los asuntos laborales”. Así mismo, para Julián Domínguez, presidente de Confecámaras, reabrir el debate es “nefasto” para la confianza, la inversión y la competitividad.

“Colombia no puede dar estos vaivenes, es una gran irresponsabilidad. Da la sensación de que la justicia no mide los efectos de sus decisiones”, agregó Ricardo Triana, director del Consejo de Empresas Americanas (CEA). Mientras que, el laboralista, Juan Manuel Guerrero, director de Guerrero & Asociados, concluyó que “es importante que la Sala Civil no sea inferior al reto de defender la legalidad y la seguridad jurídica”.

La Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), en cabeza de Mónica de Greiff, también se pronuncio al respecto. “La acción de tutela es un mecanismo que trajo la Constitución Política de 1991 para garantizar la defensa de los derechos fundamentales de los ciudadanos cuando estos no tengan otro mecanismo diferente para protegerlos. En tal sentido, a nuestro juicio, no resulta aceptable que se utilice esta herramienta jurídica con el ánimo de afectar las determinaciones judiciales que se han proferido en derecho”.

La CCB agregó que es necesario que la rama judicial preserve la estabilidad jurídica en el país para así garantizar las condiciones para el ejercicio empresarial.

La Atac, igualmente, mostró su preocupación al respecto. En un comunicado de prensa el gremio aseguró que “la revisión de la decisión proferida en esta instancia genera un ambiente de inestabilidad jurídica que tiene consecuencias nefastas en el empresariado afectando la inversión tanto doméstica como extranjera e impactando negativamente la economía del sector y del país”.

Transporte de pasajeros cayó en junio

En junio las aerolíneas de Avianca Holdings transportaron 2,4 millones de pasajeros, 7,6% menos que en el mismo mes de 2017. En los mercados domésticos de Colombia, Perú y Ecuador se movieron 1,37 millones de personas (-10,6%) y en internacionales fue 1,03 millones (-3,3%).

TEMAS


Avianca - Paro nacional de pilotos - Acdac - Corte Suprema de Justicia - Inseguridad