Sector siderúrgico prevé invertir más de US$620 millones a 2020

Así lo explicó Maria Juliana Ospina, directora del Comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

A menos de 14 días de conocer la decisión sobre si se omite o no la imposición arancelaria de 25% para las importaciones de acero y de 10% a las importaciones de aluminio,-por parte de Estados Unidos-, hay otro tema que preocupa a los empresarios del sector: la posible desviación de comercio.

La industria nacional, que tiene previsto invertir un poco más de US$620 millones a 2020, podría verse muy afectado con esta desviación, pues “esta medida constituye un riesgo para las industrias nacionales de acero de todo el mundo”.

Así lo explicó Maria Juliana Ospina, directora del Comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi, quien aclaró que “China representa una amenaza global debido al aumento de su capacidad de producción en los últimos años. 50% de producción de acero del mundo equivalente a 750 millones de toneladas las produce este país”.

Siendo Estados Unidos el mayor importador de acero del mundo, la imposición de los aranceles más altos representaría pérdidas para grandes exportadores como China y Turquía. Además, un riesgo para otros países que podrían convertirse en el destino de grandes volúmenes de importaciones que no llegarán al país norteamericano, entre ellos: Colombia.

Es por eso que desde el Cómite Colombiano de Productores de Acero de la Andi, es necesario evitar que ese alto volumen ingrese al país. Esto, debido a que la industria colombiana de aceros largos produce 1.4 millones de toneladas de acero y la de planos 477.7 miles de toneladas. Sin embargo, según el gremio, de llegarse a mantener así el panorama, 12,5 millones de toneladas de acero buscarán nuevos mercados, lo que equivale a 6,6 veces la producción total colombiana, 5,6 veces lo que el país importó el año anterior y 3,5 veces el consumo aparente colombiano de un año.

“Como se aprecia, es necesario evitar que esas toneladas ingresen al país, por el tremendo daño que ocasionarían. Ya se aprecian los primeros efectos de esta desviación de comercio. Las importaciones de barras para el refuerzo de concreto se han disparado 123% el primer trimestre del año frente al último trimestre de 2017”, dijo Ospina.

Es importante resaltar que el sector emplea directamente a cerca de 6.500 personas y genera 39.000 empleos indirectos. En 2016 las empresas contribuyeron con más de $120.000 millones en impuestos y generaron encadenamientos por más de $2 billones

TEMAS


Acero - Camacero - Donald Trump - Guerra Comercial Trump - Presidencia Trump - Trump Economics