Solo hay 30 estaciones de recarga para carros eléctricos entre Bogotá y Medellín

EPM

Bogotá tiene 13 puntos de conexión y en el Valle de Aburrá hay 17.

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Hace exactamente un mes, el entonces ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, dijo que “si el país quiere tener más fuerza en el rodamiento de carros eléctricos, hay que ponerle atención a los puntos de carga que aún están en desarrollo, porque son muy bajos para Colombia y en América Latina es algo que los gobiernos ya están implementando como política pública. Para que haya más compra, el usuario debe tener seguridad de que no se va a quedar varado”.

Y es que hoy en día, una persona que compre un carro eléctrico debe tener en cuenta que además del cargador que le instalan en su casa, cuando salga de su casa solo tiene como opciones, las 13 estaciones públicas que hay en Bogotá, o si está en Antioquia, las 17 que están en el Valle de Aburrá.

Para el resto del país, el Ministerio de Minas y Energía, informó en un documento publicado en febrero, que “la instalación de nuevos puntos se debe acordar con operadores de energía de cada departamento”, tarea que solo ha hecho EPM en Antioquia y Codensa en Bogotá con los 30 puntos que hay.

Lo positivo del escenario actual que hay hoy en día es que estos puntos están habilitados en alianzas con empresas del sector como importadora Autogermana y la marca china BYD, lo que permite que recargar los carros en algunos casos sea gratuito (para los puntos ubicados en centros comerciales) o no cuesten más de $5.000. Esto, con el ánimo de que los propietarios de los autos sientan que evidentemente tener un carro eléctrico les puede generar hasta 70% de gastos menos, que si tuvieran uno a gasolina.

“El segmento de carros eléctricos en Colombia hasta ahora está en desarrollo, por eso parece que el número de puntos de recarga es bajo; sin embargo, poco a poco está mostrando avances. Hace unos pocos años era casi nula la posibilidad de encontrar una estación, ahora por lo menos Bogotá y Medellín gozan con más espacios”, señaló el gerente de Autogermana, Andrés Fuse.
Precisamente, en el último año se instalaron más de 35% de las estaciones que hay en la actualidad, solo en 2017 se abrieron 11 puntos nuevos, y al cierre del primer trimestre de este año, EPM inauguró otros tres lugares en el Valle de Aburrá.

LOS CONTRASTES

  • Jorge Londoño de la CuestaGerente de EPM

    “Las ecoestaciones son un aporte de EPM al cuidado del ambiente y a las acciones que adelanta la empresa para contar con un mejor aire”.

Además, en algunos casos, las inversiones para estos puntos pueden ir entre $60 millones hasta más de $150 millones, pues son multiservicio y no exclusivas para la recarga. “Estas iniciativas incluyen, además, las estaciones de servicio para el tanqueo de gas natural vehicular, la financiación de conversión de vehículos a gas natural, la flota de Emvarias y Metroplús a gas, el Distrito Térmico de La Alpujarra, el busetón eléctrico EPM y la financiación con el crédito Somos para la compra de motos o bicicletas eléctricas, a través de la factura de EPM”, explicó Jorge Eduardo Londoño De la Cuesta, gerente de EPM.

El servicio de recarga en casa
Al cierre del primer semestre del año, la venta de carros eléctricos creció 100% si se compara con el mismo período del año pasado. Su demanda cada vez aumenta más y ahora no solo BMW ofrece los modelos, sino que más marcas como Renault o Volvo se han unido al mercado. Pero pocos saben que las ventas de estos modelos dependen de una visita de una empresa de energía como Codensa, pues ellos deben instalar un cargador de 220 voltios, proceso que según la propiedad puede costar desde $60.000, aunque hay casos en los que el costo es de hasta $60 millones.

TEMAS


Automotor - Carros - Carros eléctricos - Electricidad - EPM - Codensa