Terravocado quiere exportar a Japón y Europa

Johanna Celedón Oñate - jceledon@larepublica.com.co

Esta microempresa que surgió de un proyecto universitario de Daniel Gómez, Alejandra Gaviria y Daniel Zuluaga, tres estudiantes de ingeniería mecatrónica de la Escuela de Ingenieros de Antioquia, es ahora una compañía que busca hacer un aprovechamiento completo del aguacate y ofrece un nuevo producto al mercado que es el aceite elaborado con esta fruta pero con características de gourmet.

La investigación que empezó en 2007, le apunta a la optimización del proceso de extracción de aceite de aguacate gourmet, una industria poco común en Colombia, pero con grandes resultados en países como Nueva Zelanda y Chile. La empresa cuenta actualmente con una oficina en Medellín, desde donde se distribuye un aceite de aguacate extra virgen proveniente de Ecuador, con el que se está validando el mercado local en tiendas gourmet especializadas de Medellín y Bogotá, y apuntándole a un proceso de expansión a otras ciudades. Para Daniel Humberto Gómez, gerente general de Terravocado, su labor y la de sus compañeros, ha sido reconocida en el país, tanto así que el año pasado la empresa ganó el concurso de emprendimiento empresarial Ventures 2011, la décima versión del Concurso de Planes de Negocio de Cultura E, y en estos momentos se encuentra participando junto con otros cinco proyectos en el Premio Iberoamericano de Innovación y Emprendimiento que se celebra en España.

Gómez afirma que el producto pese a nos ser muy conocido en el país, ha tenido buena aceptación en el público gourmet, al que se le distribuye una botella de 250 mililitros por un valor de $30.000. Sin embargo, el emprendedor sabe que el mayor consumo del aceite se encuentra en Japón, Alemania, Holanda, Canadá y Estados Unidos principalmente, razón por la cual Terravocado le apunta a las posibilidades de exportación a estos países.

Para lograr este nuevo propósito, los jovenes están trabajando en la construcción de una planta en la zona franca de Rionegro en Antioquia, con la que pretenden desarrollar la tecnificación de los cultivos de aguacate del oriente y norte del departamento, con los cuales ya se han adelantado varios proyectos de desarrollo de clasificadores de aguacate y detectores de madurez no destructiva.

Por otra parte, la compañía podría utilizar integralmente el fruto, puesto que en este momento el aceite se extrae con tan solo 10% del aguacate. Con la maquinaria de la fábrica, la materia prima restante podría ser utilizada para elaborar guacamole bajo en grasa y calorías, aguacate en polvo, colorantes naturales extraídos de la semilla y biopesticiadas, productos sobre los que ya hay investigaciones adelantadas. Para el montaje la planta, que tendría una capacidad de producción de 100.000 litros de aceite al año, se tienen negociaciones en este momento con capital de riesgo de Ángeles inversionistas. Además de contar con el apoyo de algunas entidades relacionadas con el ecosistema de emprendimiento de Medellín.

El interés por construir la fábrica en zona antioqueña radica en que el departamento cuenta con el 42% del aguacate tipo Hass de toda Colombia, que es la variedad de vocación exportadora, y con la planta, la compañía pretende convertirse en una firma con potencial internacional.

El respaldo de la empresa
Estos jóvenes emprendedores han encontrado apoyo en instituciones como la Red de Emprendedores de Bavaría, Créame y Cultura E. Así como de líderes gremiales como Juan Camilo Ruiz, presidente de Corpoaguacate y Andrés Mejía, secretario técnico del Consejo Nacional del Aguacate y de José Reinaldo Muñoz, quien les proporciona información desde Chile.