Un juez declaró en quiebra al Grupo Busscar de Brasil

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

El fabricante de carrocerías y uno de los más fuertes competidores en este mercado en el mundo, el brasilero Grupo Busscar, entró en quiebra, tras someterse a un proceso de recuperación que inició en octubre de 2011.

Así lo determinó el juez Maurice Cavallazzi Póvoas, del juzgado civil quinto  de Joinville. El Grupo tiene en Colombia inversiones en Busscar de Colombia, con  una planta en Pereira, en la que participa con el 40%.

A partir de ahora, queda prohibido cualquier acto de disposición o venta de los activos de la empresa sin autorización judicial. Para ello fue nombrado como sindico de quiebra el Instituto Rainoldo Uessler, que debe proporcionar el compromiso y presentar los informes necesarios.

El juez determinó el cierre de las empresas Busscar Onibus S.A, Bus Car Investment Enterprises Ltd, Busscar Comercio Exterior, Lambda participaciones y desarrollos S.A., Nienpal Emprendimientos y Participaciones Ltda., TSA Technologias SA.

Se autorizó la continuación temporal de las empresas Tecnofibras HVR Automotriz SA y Climabuss Ltda, bajo la supervisión del administrador y podrán continuar con las actividades durante 30 días.

Según un comunicado de Busscar de Colombia, la  empresa Busscar Onibus  S.A.  ha revelado que apelará ante el Tribunal de Justicia la decisión del juez.

“La condición de su socio Busscar Onibus no afecta ni la condición financiera, ni operativa, ni comercial, ni tecnológica de Busscar de Colombia. Esta es una empresa sólida, en marcha y cumplidora de todas sus obligaciones, fiscales, laborales, comerciales, financieras y de responsabilidad social empresarial”, dijo la firma en un comunicado al indicar que el desarrollo de los proyectos que se están ejecutando no tendrán ningún impacto por lo acontecido con el socio brasilero y continuara la operación normal.

Busscar de Colombia compite con Marcopolo en el país, por el mercado de producción de carrocerías para el transporte colectivo intermunicipal y masivo. De hecho tiene cerca de 50% de este último mercado.