Una cámara creada en la Universidad de Stanford revoluciona la fotografía digital

Ripe

Por décadas, Kodak fue la empresa fotográfica más importante del mundo, al menos, hasta que los productos de la era digital se la devoró y la llevó a la quiebra, hecho que para muchos representa la primera gran revolución en ese negocio.

Actualmente, a 15 años de la explosión de las ventas de cámaras digitales, la industria está ad portas de vivir una segunda gran revolución.

Una de las abanderadas de este proceso es la tecnología creada por el investigador de origen malayo Ren Ng, la cual se plasmó en una cámara denominada Lytro.

¿Cuál es la particularidad de la nueva herramienta?
La respuesta radica en que esta novedosa cámara permite tomar fotografías sin distorsiones y completamente enfocadas, sin importar si el blanco está en movimiento.

Esta cámara es fruto del trabajo de más de 10 años de estudios y desarrollos en la Universidad de Stanford, cuna de otras insignes firmas de tecnología como Google, Cisco, Sun y Yahoo, entre las más nombradas.

El aparato (que no tiene la apariencia de una cámara tradicional) tiene la capacidad de grabar una escena completa, desde los objetos más cercanos hasta los más lejanos, y cambiar el enfoque de la foto después de pulsar el disparador.

Esta cámara, que tiene un valor que oscila entre US$499 y US$699, es ideal para que el usuario se olvide completamente de la abertura del diafragma, la configuración del ISO y la velocidad de obturación, el balance de blancos y hasta de dónde portarla.

Esta tecnología interpone una matriz de 'microlentes', entre el lente primario y el sensor de imagen, que fractura la luz que pasa a través de dicho lente en miles de haces que el sensor y el procesador interno guardan como un archivo único LPF, es decir, el campo de luz de imagen.

Para el Massachusetts Institute of Technology, Lytro está dentro de las 10 tecnologías con más potencial para 'transformar nuestro mundo' este año.

Sobre el diseño, cabe resaltar que es totalmente diferente a lo convencional, es un dispositivo alargado y pensado para utilizarse de forma sencilla, pues solo dispone de dos botones: uno, para controlar el zoom (8x); y el otro, para tomar la fotografía. En cuanto al almacenamiento, tiene una capacidad de 8GB que equivalen a 350 fotos.

RIM, un fuerte competidor en la industria
Pero Lytro no es la única cámara en esta revolución. RIM, el fabricante del Blackberry, registró buenas críticas con la tecnología de sus cámaras para teléfonos. Aunque está en versión beta y pensada para el sistema operativo Bb10, la demostración realizada en el último Blackberry World generó más aplausos que cualquiera de sus otros anuncios. En términos simples, la cámara memoriza los instantes previos al momento de capturar la imagen. Si, por ejemplo, se fotografía a alguien que justo estaba con los ojos cerrados, su tecnología permite 'volver en el tiempo' y consolidar el instante en que la persona los tenía abiertos.