Utilidad de ISA a junio fue de $529.831 millones por cuatro nuevos proyectos

Los ingresos de la compañía en el primer semestre fueron por $3,1 billones.

Joaquín M. López B.

Aunque la utilidad neta de Interconexión Eléctrica S.A (ISA) en el primer semestre cerró en $529.831 millones, una caída de 12,1% frente al mismo período del año pasado ($603.060 millones), la empresa destacó que se lograron números positivos en ingresos y ganancias, gracias a los cuatro proyectos de transmisión de energía que se desarrollaron y a un nuevo puesto de servicio que se logró en Chile, Brasil, Colombia y Perú.

Y lo destacó porque descontando el aumento valor de la Red Básica del Sistema Existente (Rbse) en Brasil en 2017, las ganancias fueron “2,3% por encima del mismo semestre del año anterior (…) y no se vio afectada por la volatilidad de las monedas, dada la política de cobertura natural implementada por ISA”.

Al desglosar las cifras por trimestre, los ingresos de la empresa en el segundo cuarto del año bajaron 20,3% respecto al mismo período de 2017. Llegaron a $1,5 billones, es decir, que fueron $389.530 millones menos. Mientras que la facturación por actividades ordinarias de enero a marzo disminuyó 9,5%, luego de que pasaron el año pasado $3,4 billones a $3,1 billones, ($332.492 millones por debajo de lo que fue en 2017).

Por otro lado, la utilidad bruta en ventas en el segundo trimestre de 2018 quedó en $940.911 millones. La cifra en el mismo período del año pasado era $1,3 billones, así las cosas, fue una baja de 29,5%. El reporte también evidenció que las ganancias brutas en ventas en el acumulado fueron por $1,9 billones, 13,2% menos que el primer semestre de 2017 en el que habían sido por $2,2 billones.

Finalmente en la escala, el resultado del ejercicio según el reporte de los meses de abril a junio fue de $381.274 millones, bajó 43,9% pues en el mismo trimestre del año pasado se registró una cifra de $680.170 millones; mientras que en el acumulado estos cayeron de $1,1 billones (enero – junio de 2017) a $841.853 millones, quiere decir que se contrajeron en $263.419 millones, (-23,8%).

Sobre el margen Ebitda del segundo trimestre, ISA explicó que presentó una disminución de 3,8% frente al mismo período del año anterior. “Descontando el efecto de la conversión de las monedas por $41.456 millones, el Ebitda permanece constante. Los aspectos que influyen en este resultado son: la entrada en operación de nuevos proyectos y la consolidación de los resultados del 75% de Ienne, contrastado con un menor ingreso en concesiones viales y un menor valor de la actualización de la Rbse, dado el recaudo parcial de la cuenta por cobrar de $1,1 billones”.

Sobre los resultados de la operación en el semestre, Bernardo Vargas Gibsone, presidente de ISA, dijo: “seguimos creciendo generándole valor sostenible al accionista. Los resultados de este semestre nos ratifican como una empresa rentable, un activo confiable y una excelente inversión, lo que nos anima a continuar trabajando de forma incansable para cumplirle a nuestros grupos de interés y a la sociedad”.

La compañía aclaró en un comunicado que en 2018 las inversiones suman $3,4 billones, “una de las más altas de los últimos años, distribuida 92% en el negocio de transporte de energía eléctrica, seguido por concesiones viales (4,5%), tecnologías de información (2,3%) y gestión de sistemas en tiempo real (1,2%)”.

TEMAS


ISA - Energía - Energía renovables no convencionales - Resultados trimestrales 2018