Volkswagen incrementó sus dividendos en un 36%

Ripe

El grupo automovilístico alemán Volkswagen cerró el pasado año con un registro de un beneficio neto de US$20.721 millones, lo que supone multiplicar por más de dos (+125%) las ganancias de US$9.191 millones contabilizadas en el ejercicio anterior y un récord para la compañía.

La cifra de los negocios de la multinacional alemana ascendió a US$214.266 millones al final del 2011, con una progresión del 25,6% en relación con 2011, mientras que por otro lado el beneficio operativo registró un crecimiento del 57,8%, con US$15.156 millones.

El consorcio de Wolfsburg, que comprende marcas como Volkswagen, Audi, Seat o Skoda, vendió en todo el mundo 8,26 millones de vehículos, la cifra más alta registrada en su historia, lo que representa un aumento del 14,7% en relación con el ejercicio anterior.

La cifra de la producción también se situó en máximos históricos, con 8,49 millones de unidades, un 15,5% más que el año anterior, mientras que la plantilla rebasó el medio millón de personas con 501.956 efectivos y un incremento del 25,7%.

Volkswagen mantiene una sólida posición de liquidez con US$22.794 millones, si bien la cifra es inferior en un 9,1% a la contabilizada en el año pasado. La compañía que preside Martin Winterkorn distribuirá entre sus accionistas un dividendo de tres euros por acción ordinaria, un 36% más en relación con los 2,20 euros repartidos con cargo a los resultados de reportados al cierre de 2010.

Actualmente, el grupo alemán gana 15.400 millones tras marcar récord histórico de ventas con más de 8 millones de coches.