Zona franca de Colmotores inicia segunda fase de inversión de GM en Suramérica

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Bogotá_Los US$200 millones que solicitó Colmotores a la casa matriz de General Motors para dar vida a la Zona Franca Industrial Colmotores (Zoficol), es el primer proyecto que el fabricante de vehículos estadounidense apoyará en una segunda fase de inversión que se abrirá para Suramérica en los próximos años.

'Hace un tiempo anunciamos que el grupo iba a destinar una suma de US$3.000 millones para las filiales en la región, proceso que duraría de tres a cuatro años y en 2012 ya termina. En este sentido, el proyecto de Zoficol en Colombia, además de la ampliación y modernización de la planta de Colmotores, es parte de una nueva fase de inversión que abriremos para región, de la cual anunciaremos la suma en los próximos meses', dijo el presidente de GM Suramérica, Jaime Ardila.

El vocero, por demás de nacionalidad colombiana, quien llegó al país para el acto protocolar de colocación de la primera piedra para la construcción de la nueva planta de 41.000 metros cuadrados (donde operarán las líneas de estampado y grafado), destacó como un 'paso obligado' la transformación de Colmotores de ensamblador a productor de vehículos.

'La industria de ensamblaje en Colombia dejó de ser competitiva. Las condiciones de protección arancelarias ya no son netamente cerradas y la cotización de la moneda ahora es diferente. Entonces, el paso era obligado: o asumíamos el reto de invertir para ser fabricantes o nos concentramos en las importaciones. Colmotores prefirió la primera opción', dijo Ardila.

Los cambios en la planta
Durante un recorrido que se hizo por la planta de Colmotores para conocer las modernizaciones que se harán, su vicepresidente de Manufactura, Mario Caballero, informó que parte de la inversión incluye la adquisición de 24 robots (6 en cierre de soldadura, 8 en aplicación de color y 10 en estampado) que automatizarán los procesos.

Agregó que para este nuevo proyecto se necesitan 12.000 horas en capacitación y se invirtieron US$7 millones en las prensas.