El ABC para pasar de una idea a un proyecto empresarial sólido y sostenible

8f51ca35-a2e0-44c1-953c-2370365fe993

Busque orientación si lo suyo es el emprendimiento

Isis Beleño - ibeleno@larepublica.com.co

En Colombia tan solo 40% de las empresas que se crean están vivas después de cinco años, esta cifra corresponde a lo que se conoce como el ‘valle de la muerte’, un período crítico para las nuevas empresas, que, si desde un principio no fueron creadas con una idea clara y, mejor aún, con un plan de negocios sólido ingresan a las estadísticas de mortandad.

Juan David Castaño, vicepresidente de fortalecimiento empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), afirmó que desde hace varios años la entidad busca la sostenibilidad de las empresas, uno de los objetivos más importantes en la búsqueda del fortalecimiento empresarial. “Hay volúmenes interesantes de creación de empresas año a año, lo importante también es garantizar que esas empresas puedan mantenerse en el tiempo”.

De acuerdo con los resultados del Reporte Global de Emprendimiento 2016 (Ager), auspiciado por Anway, Colombia obtuvo cifras interesantes. De acuerdo con el estudio, el país está altamente interesado por el emprendimiento, 89% de los encuestados tenía una actitud positiva, porcentaje que supera a México (73%) y Brasil (59%). El potencial de emprendimiento en el país es de 80%, frente a 43% global. Así mismo, la motivación más fuerte para emprender un proyecto es lograr la independencia, ser su propio jefe (41%); seguido de la autorrealización (40%), compartir más tiempo con la familia (40%) mediante un modelo de trabajo flexible y contar con la posibilidad de obtener ingresos adicionales (38%).

Para emprender lo primero que se necesita es tomar la decisión. “Uno puede querer ser emprendedor y no saber en qué emprender”, señaló Castaño. Para lo cual, la CCB puso en marcha desde 2013 una herramienta on line que facilita el diagnóstico de la idea de negocio e identificar el estado de desarrollo de la idea de emprendimiento. A la fecha, 50.000 personas han diligenciado la herramienta.

Si el interesado no tiene clara la idea de negocio, la CCB hace un proceso de acompañamiento para estructurarla. El siguiente paso es diseñar el modelo de negocio. En esta etapa se definen los recursos que se requieren y se analiza a la competencia, el potencial del mercado, las habilidades que se necesitan y la propuesta de valor de su modelo de negocio.

El profesor Omar Sierra Morales de la Facultad de Ciencias Administrativas y Contables de la Universidad de la Salle, afirmó que es clave realizar un proceso de observación directo y analítico. “Hay que mirar a los ‘stakeholders’ (parte interesada), posibles clientes, cuáles son los proveedores y el aspecto diferenciador que le quiero dar a mi producto”.

LOS CONTRASTES

  • Juan David CastañoVicepresidente de Fortalecimiento Empresarial CCB

    “Buscamos trabajar en más y mejores empresas y en acompañar a los empresarios a cumplir sus sueños”.


  • Omar SierraProfesor de la Facultad de Ciencias Administrativas y Contables de Unisalle

    “El Emprendedor es una persona solidaria que desea ser más exitosa que ganar y ganar”.

Una vez surtido este paso, se busca que el modelo de negocio se convierta en un plan de negocios. En este momento, el emprendedor determina cuánto le va a costar el producto, qué recursos deberá destinar para contactar el cliente, se define el plan de ventas y de mercadeo.

“Desde la CCB orientamos al emprendedor para que cuenten con las herramientas que le permitan llevar su contabilidad e identificar las obligaciones tributarias de acuerdo con la actividad y el sector”, explicó Castaño.

Una vez la persona se lanza al agua y hace parte del base empresarial, los emprendedores pueden acceder a la red de servicios para las empresas constituidas en temas de innovación, legales, talento humano, producción, entre otras materias.

“En el proceso de ser emprendedores es más fácil ir acompañados, por eso la invitación es a que se acerquen a la Cámara de Comercio”, destacó el ejecutivo.

Por otro lado, los empresarios deben formalizar la creación de la empresa y obtener el registro mercantil.

Esto se hace a través del diligenciamiento del Registro Único Empresarial y Social (Rues). En ocho horas máximo, el empresario obtiene su registro mercantil.

En alianza con el Ministerio de Trabajo, el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, y el IFC del Banco Mundial, las cámaras de comercio trabajan en la creación de una ventanilla única con cual se busca la simplificación de los trámites para la formalización de las empresas.

La ciudad región concentra la mayor cantidad de empresas y establecimientos de comercio del país, con 728.784 unidades productivas en 2017.

Adquiera la ‘ciudadanía empresarial’

No basta con tener un buen plan de negocios, es necesario formalizar la empresa y para ello deberá inscribirse en la cámara de comercio de la jurisdicción y obtener la Matrícula Mercantil que se asemeja a una ‘ciudadanía empresarial’. Además deberá llevar contabilidad lo que facilita determinar los ingresos y gastos del negocio para la toma de decisiones. En el registro, también se inscriben los libros y documentos. Recuerde la importancia de pagar los impuestos.

TEMAS


Cámara de comercio - Emprendimiento - Confianza de los Empresarios - Innovación