Los nexos de la consultora internacional con empresas locales

La compañía tiene vínculos con empresas colombianas como Pig.gi con quienes cerraron una alianza.

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

En el mundo de los datos y la información, que un país esté fuera de la dinámica mundial es casi imposible por la cantidad de cifras y opiniones que se comparten.

El caso de Cambridge Analytica (CA), que ha sido noticia los últimos meses, no es la excepción y Colombia tiene un nexo con esta firma de minería de datos y comunicación conductual relacionada con política que no todos conocen.

Un primer acercamiento es fácil de encontrar si se ingresa a la página web de CA y se va a los casos de estudios. Allí directamente está Colombia como uno de los países en los que han trabajado y específicamente da el ejemplo de Enrique Peñalosa, quien recibió una asesoría para su campaña a la Alcaldía de Bogotá. Según la compañía, a Peñalosa se le recomendó aprovechar el apoyo externo de personajes que no tuvieran vínculos con la corrupción y hacer énfasis en lo que había sido su trabajo anterior como Alcalde.

Si bien esta sería una asesoría normal para la razón de ser de la empresa, hay otros vínculos con el país que ya no son tan claros y fáciles de rastrear.
Al entrar en la red de empresas que inician negociaciones con CA, se llega al nombre de una aplicación llamada Pig.gi quienes anunciaron su asociación con Cambridge Analytica para un trabajo común de manejo de datos y servicios de internet gratis. Además, CA trabajó con la empresa Farrow S.A.S., también vinculada a Pig.gi y que según el Registro Único Empresarial, tiene sede en Medellín y se dedica a actividades de tecnologías de información y actividades de servicios informáticos.

En el comunicado donde se oficializó la unión, CA aseguró que proporcionará servicios de marketing basados en datos de Pig.gi para transformar la forma en que las marcas anuncian sus productos en la aplicación.

“Pig.gi ya ha tenido un gran éxito en México y Colombia. Estamos encantados de asociarnos con la aplicación para que sus socios puedan enviar el mensaje correcto a las personas adecuadas en el momento adecuado”, dijo el entonces CEO de Cambridge Analytica, Alexander Nix.

Hasta ahí todo estaría bien, sino se supiera que CA utilizó la información personal de 50 millones de usuarios de Facebook para manipular los patrones de consumo de las personas y brindarles publicidad de la campaña de Donald Trump, hecho que según los medios estadounidenses fue fundamental en el triunfo del empresario.

Lo anterior, ha hecho pensar que tal vez la estrategia detrás de la alianza de Pig.gi no es del todo para aumentar los usuarios de la aplicación, sino que también podrían haber intervenciones en campañas electorales en Colombia y México.

LOS CONTRASTES

  • Carlos Alberto PatiñoDirector del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional

    “El Estado ha sido muy lento y tardío para reaccionar a los hackers y creo que en el país hay una subvaloración por parte de la opinión pública y los políticos sobre las redes sociales”.


  • Mauricio Florez-MorrisProfesor de la Especialización en Opinión pública y mercadeo político de la Javeriana

    “La gente dice más la verdad cuando pone una cara feliz o triste en vez de contestar encuestas, debido a que tienen a otra persona, a un interlocutor humano”.

Al hilar un poco más se encuentra otro vínculo entre la empresa de datos y Colombia. El vínculo, aunque no es directo, se da a través de la firma Socialatom Ventures, un fondo de inversión cuya cabeza es el emprendedor Andrés Barreto, quien no solo contribuye con recursos a la aplicación Pig.gi, sino que además es el tutor para el crecimiento internacional de la compañía.
Socialatom Ventures además hace parte de la oferta de inversionistas que tiene Ruta N para promover los emprendimientos nacionales y que en 2016 logró tener un capital de $550.000 millones para todo el proyecto.

Hoy en el mundo del mercadeo político no hay duda de que las bases de datos son fundamentales para el análisis. Según el profesor de la especialización de Opinión Pública y Mercadeo Político de la Universidad Javeriana, Mauricio Florez-Morris, “hay personas intentando en este momento hacer estrategias con bases de datos para estas elecciones. Esta tecnología se está vendiendo de forma permanente en estas campañas y conferencias. Hoy en día ir a venderse a un candidato como consultor y no tener algo digital es algo negativo”.

Por su parte, Carlos Alberto Patiño, director del IEL de la Universidad Nacional, cree que hay una sobrevaloración de las redes sociales en el país, tanto para la opinión pública como para los políticos, lo cual atenta contra la democracia. Sin embargo, considera que “empresas como Cambrigde Analytica son imprescindibles en estos momentos”.

La regulación sobre el uso de datos personales

Según el abogado Carlos Amaya de Amaya Propiedad Intelectual, “la Superintendencia de Industria y Comercio ha instado de forma voluntaria a las empresas para que registren sus bases de datos con el fin de protegerlos del uso indebido, y ha obtenido buenos resultados, sin embargo no se trata de algo obligatorio. Ahora, si una persona quisiera alegar la protección de sus datos en una base por utilización indebida tendría que comprobar que su información ha sido utilizada para que tenga algún efecto judicial”.

TEMAS


Pig.gi - Cambridge Analytica - Política - Análisis de datos - Big Data