En el Eje Cafetero se presentó caída en la producción y aumento en las remesas

La producción mostró una contracción de 4,6%.

Ian Faruk Simmonds

El Boletín Económico Regional del Banco de la República destacó recientemente que durante el primer trimestre de 2018, la región del Eje Cafetero continuó presentando disminuciones en algunas actividades económicas, al igual que en el mismo periodo de 2017.

Las caídas, destaca el informe, se evidenciaron especialmente en la producción y ventas manufactureras, las exportaciones, el área en proceso de construcción, las ventas de vivienda nueva, los despachos de cemento (que estuvo en 171.404 toneladas en el primer trimestre de 2018 con una reducción de 1,4%) y la producción minera.

En el caso de la producción industrial del Eje Cafetero se redujo por “los descensos registrados en los productos elaborados de metal, otras manufacturas y confecciones, últimos dos rubros que también motivaron la baja en las ventas y en el empleo del sector manufacturero”.

En este sentido, el indicador refleja que la producción mostró una contracción de 4,6%. En cuanto a productos, la disminución se profundizó en elaborados de metal con -14,3%. Acto seguido, en el sector de otras manufacturas y confecciones hubo retrocesos de 11,2% y 4,2%. En alimentos hubo un aumento del 7,7%.

Por el lado de la producción minera, según datos de la Agencia Nacional de Minería, se extrajeron 16.814 onzas troy de oro, lo que representa una reducción del 37,1% frente al mismo periodo de 2017. La explicación está en la reducción de la producción del municipio de Marmato en Caldas, el cual mostró un descenso de 9,9% y que aporta 86,2% de la extracción total de la región. Por esta coyuntura ocurrió lo mismo con la producción de plata que pasó a 11.132 onzas troy en el trimestre de análisis, con una disminución de 69,6% sumado a que el municipio de Palestina, en el mismo departamento, redujo totalmente su producción en el primer trimestre de 2018.

En las exportaciones de la región también hubo una importante disminución. En total sumaron US$385,7 millones FOB durante el primer trimestre de 2018, con una reducción anual de 6,3%. Las exportaciones de café cayeron 8,0% mientras que las diferentes al grano mostraron un descenso de 2,8%.

En cuanto a la construcción, disminuyó el área en proceso de construcción en Pereira y Armenia, menguaron los despachos de cemento hacia la región, principalmente por el descenso en Quindío, y también hubo variación negativa en las ventas de vivienda nueva.

Pero así como hubo disminuciones, también se presentaron importantes aumentos. El volumen de las ventas, las matrículas de vehículos nuevos, la ocupación hotelera, el transporte de pasajeros, las captaciones y colocaciones del sistema financiero y las remesas fueron algunos sectores que presentaron repuntes, de acuerdo al BER.

Las importaciones, por ejemplo, aumentaron 0,4%, totalizando importaciones por US$235,4 millones CIF en el primer trimestre de 2018, reflejando un aumento anual de 0,4%, Esto ocurrió, en criterio del Emisor, por las mayores compras de equipo de transporte y bienes de capital para la industria.

De otro lado, aumentó la ocupación hotelera, en gran medida por la dinámica de Caldas y Risaralda, lo que también coincidió con el mayor transporte de pasajeros vía terrestre y aérea. A su vez, se evidenció crecimiento en las captaciones del sistema financiero por la variación positiva de las cuentas de ahorro en Caldas y Risaralda, mientras que las colocaciones se incrementaron por las alzas en los tres departamentos.

LOS CONTRASTES

  • Luis Fernando Mejía Director del Departamento Nacional de Planeación

    “Los resultados son herramientas útiles para plantear estrategias de crecimiento y productividad”.

 

Además, fue mayor el monto recibido por concepto de remesas, que sumaron para los tres departamentos US$183,6 millones durante el primer trimestre de 2018, con un ascenso de 13,1%, siendo -para el BER- el segundo más acentuado durante los dos últimos años. Este resultado se debió al aumento de los envíos de divisas desde Estados Unidos, España y Chile.

En el caso mercado laboral mostraron crecimientos en las tasas de desempleo en las tres capitales del Eje Cafetero, siendo la de Armenia la tercera más alta del país (16,7%) y en lo referente al número de ocupados hubo aumento en Manizales y Pereira. “Finalmente, la inflación aminoró su ritmo de incremento en las tres ciudades principales de la región, hecho que influyó en que Manizales y Pereira no prosiguieran ubicándose entre los primeros puestos con mayores variaciones en Colombia”, resalta el estudio de Banrepública.

Las perspectivas
En criterio del profesor Carlos David Cardona, docente del Departamento de Administración y Economía de la Universidad Autónoma de Manizales haciendo una lectura de los indicadores de la región puede plantearse una mirada optimista pues juegan a favor diversos aspectos. “Ya se ha tenido claridad frente al proceso político en nuestro país, lo cual genera un sentimiento optimista frente al futuro”. Así mismo el optimismo puede trasladarse en las reducciones progresivas de la tasa de interés debido a que, por ejemplo, ciudades como Armenia tienen un alto uso de los servicios financieros.

Aumentaron los créditos de Finagro

Según cifras del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario -Finagro- manejadas por el Banco de la República, durante el primer trimestre de 2018 los desembolsos otorgados por dicha entidad para el Eje Cafetero totalizaron $164.433 millones, lo que significó un incremento anual de 13,1%. De los tres departamentos que conforman el Eje Cafetero, Caldas continuó siendo el de mayor participación dentro del total recibido en recursos por la región, 63,5%, seguido de Risaralda con un aporte de 22,9% para el agro y de Quindío con 13,6%. Dinero que se ha utilizado en buena medida para el progreso del café.

TEMAS


Manizales - Pereira - Armenia - Producción - Crecimiento - Productividad - Remesas