Las políticas públicas necesarias para fortalecer la economía solidaria

Las cooperativas buscan un rol más protagónico en la economía del país

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

Según cifras de la Superintendencia de Economía Solidaria, en Colombia existían 1.950 entidades funcionando en calidad de cooperativas para finales de 2017, las cuales reportaron activos superiores a $14,86 billones.

Este tipo de organizaciones encuentran en la Supersolidaria su principal regulador. Es por eso que los líderes de las más importantes organizaciones de esta índole solicitan a la entidad mayores garantías y diferenciación de su operación frente a los demás sectores económicos.

Carlos Acero, presidente de Confecoop, explicó que las cooperativas buscan actualmente una revisión en la institucionalidad y en el funcionamiento de los órganos de supervisión para conseguir un mayor impulso del modelo cooperativo por parte de los departamentos administrativos, generando “una mayor difusión, fortalecimiento y comprensión de la importancia de la economía solidaria”.

Así mismo, Acero comentó que actualmente la confederación está proponiendo una política pública transversal de Estado a mediano y largo plazo, que se vea reflejada en el Plan Nacional de Desarrollo, bajo la cual “el Estado reconozca el poderoso papel de la economía solidaria y que se estimule para que haya una réplica de esas políticas”.

Otro de los puntos que tocaron los líderes de cooperativas fue la importancia de la diferenciación del rol de la cooperativa como un modelo distinto a las economías convencionales, en el que la solidaridad se presenta como uno de los aspectos que jalonan su correcto funcionamiento.

LOS CONTRASTES

  • Héctor Raúl RuizSuperintendente de economía solidaria

    “Se necesita una política que oriente el rol de las cooperativas como modelo solidario, pasar de segmentos de entidades a un agregado”.


  • María Eugenia PérezPresidente de Ascoop

    “Las cooperativas requieren la remoción de barreras que les impiden acceso a recursos de capital, de financiación y de cooperación internacional”.

El actual superintendente, Héctor Raúl Ruiz, comentó que se necesita “valorar los costos de supervisión sobre los beneficios y fortalecer el emprendimiento y consolidación cooperativa”.

Ruiz también hizo hincapié en la importancia de contar con mejores métricas y profesionales capaces de entender los riesgos que pueden correr estas entidades.

LR consultó con algunos líderes de las cooperativas del país sobre cuáles son las necesidades a resolver para el sector cooperativo de cara a una nueva administración para este tipo de organizaciones.

Carlos Acero – Presidente de Confecoop
El presidente de Confecoop manifestó que se debe incentivar la ayuda mutua. Esta organización está impulsando la creación de políticas públicas por el Estado, tanto en el mediano como en el largo plazo. “Desde el sector se están mejorando los estándares de gobierno cooperativo por nuestro modelo; porque como somos empresas de muchos, necesitamos una gestión democrática que garantice la participación activa y la transparencia”.

Alfredo Arana – Presidente ejecutivo de Coomeva
“Desde Coomeva apoyamos la propuesta de Confecoop que pide impulsar una política pública de Estado que apunte al fortalecimiento, promoción y estímulo de las cooperativas para que se reconozca su papel en el desarrollo regional y nacional”, manifestó Arana. El presidente ejecutivo del grupo empresarial también destacó la importancia de un marco normativo que garantice la seguridad jurídica para operar en condiciones similares a otro tipo de empresas.

Socorro Neira – Presidenta ejecutiva (e) de Comultrasan
Para Neira, el sector ve la necesidad de tener un rol más protagónico en lo referente a bancarización, por lo que se necesitaría de políticas públicas que incentiven la consecusión de ello. “Es importante hacer un llamado a los entes aliados y al gobierno para garantizar la ecuanimidad en el ejercicio, de la misma manera y dada nuestra naturaleza nos consideramos
importantes actores en los procesos colectivos de reconstrucción de paz”, dijo.

Mauricio Atuesta – Gerente de copetrán
El gerente de Copetrán señaló dos retos de cara al sector cooperativo. El primero de ellos hace referencia a la posible llegada de una nueva reforma tributaria, ya que “puede cambiar algo del régimen tributario especial que manejan, eso podría desbaratar las cooperativas”. Del mismo modo, Atuesta se refirió a la dificultad que hoy existe para el momento en el que una cooperativa quiere cambiar su modelo y convertirse en una sociedad.

TEMAS


Cooperativas - Supersolidaria - Superintendencia de economía solidaria - Hacienda