“Es hora de que el país se convierta en una potencia”

El aspirante por 'Ante todo Colombia' señaló que espera crear 250.000 cupos para educación superior.

Carlos Eduardo González - cgonzalez@larepublica.com.co

A un poco más de dos meses de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, Juan Carlos Pinzón, detalló cuáles serán sus planes económicos de llegar a la Casa de Nariño.

¿De qué escuela económica es usted?
La economía de mercado es la solución, pero el Estado debe jugar un papel para facilitar el crecimiento, y echarle una mano a los sectores sociales que no juegan y que necesitan jugar. La liberalización de los mercados es importante, pero si no se genera la protección y preparación de la economía para competir con otras, eso puede generar problemas.

La gente parece volver al Frente Nacional, en la economía es Keynes o neoliberalismo….
Creo en el neoliberalismo, pero Keynes aporta que todos puedan jugar, y eso se puede conjugar, promover, desarrollo de emprendimiento, más productividad, para la creación de empresa. Creo en la importancia del empleo, pero el Estado debe regular para que haya competencia efectiva y sea un jalonador.

¿Qué hará en el tema de impuestos?
En agosto llevo mi paquete de reformas al Congreso. Una es la reforma fiscal de tres componentes: uno con gastos, la capacidad del Estado enfocada en niños y adultos desamparados, personas en discapacidad y educación. Necesitamos 250.000 cupos en educación superior; el segundo punto va a ser reducir la evasión, que es muy grande, a través de nuevas tecnologías; luego, en la tercera medida, que es el paquete tributario, necesitamos un régimen más simple y más transparente. Las tarifas son muy altas para las empresas, tenemos que hacer un esfuerzo para bajar las tasas ordenadamente. Lo mismo con el IVA. No se pueden bajar los impuestos en el primer año, decir lo contrario es irresponsable.

¿Cuáles serán los cambios en la Dian? ¿Cuánto costará?
Cuando se hacen cambios antievasión, lo que se hace es un gran esfuerzo de big data, hoy en día es factible por la gran cantidad de información. Además, fortaleciendo la unidad tributaria a través de terceros, con firmas auditoras, que hagan el análisis de big data.

Usted plantea mejorar la eficiencia del gasto, ¿habrá cambios en el sistema general de participaciones?
La mayor parte del gasto es inflexible, esa es una dificultad grande. Algo así como 80% de inflexibilidad y el resto en inversión. Pero el tema es el de subsidios. Cómo nos aseguramos que lleguen a donde se necesita, hacia los tres sectores vulnerables y educación, y eso es lo que tenemos que hacer.

¿Cuáles son las entidades que estarán en la holding empresarial?
Cuando se mira lo que pasa en países exitosos en Asia, como Singapur o Malasia, una de las cosas que hicieron fue romper la propiedad del Estado y las funciones de las empresas se independizan del manejo político. Tengo evidencia, a las empresas del Estado nombran directores por representación política, no saben lo que hacen y su ineficiencia es muy alta. Lo que hicieron allá fue hacer una gran holding que funciona paralelo al Estado y se beneficia de retornos, pero a la vez se logra mayor eficiencia en la operación de las empresas.

¿Y eso no aviva el canibalismo de los políticos hacia esas empresas?
Como lo visualizo en el modelo asiático es despolitizar las entidades. Una gran junta directiva de expertos, que tiene la obligación de darle rentabilidad al Estado, es muy efectivo.

Espera generar 2,5 millones de empleos y formalizar lo mismo, ¿cómo llegará a esa cifra de empleos formales?
Nuestro país tiene mucho potencial, pero es hora de hacerlo realidad, volverlo potencia. Soy ambicioso y quiero poner a los empresarios y al país a pensar en grande, que en 10 años se hable del milagro económico colombiano. Lo primero, es hacer ajustes para garantizar la estabilidad en la economía, con eso no se puede jugar, hay que tener un manejo serio y prudente de las finanzas públicas; pero al ser ambiciosos hay que tomar decisiones: tiene que mejorar competitividad y productividad.

¿Cómo hacer al país más atractivo para la inversión?
La estabilidad jurídica tiene dos problemas: que cuando llegan a Colombia no hay coordinación en las agencias del Gobierno, los ministerios se cruzan y piensan diferente, no hay una ventanilla única. El segundo tema es el cambio de normas. Si uno mira hay una reforma tributaria cada dos años, y ya no solo es el tema nacional, sino es regional.

¿Es partidario de los TLC?
Yo creo que tener la posibilidad de tener los productos colombianos en el mercado internacional es importante. Varias economías han sacado de la pobreza a sus naciones, así como los tigres asiáticos o México. No debe haber un dogma contra los tratados de libre comercio, lo malo es no negociarlos bien, o permitir el desequilibrio en ellos.

¿En qué consisten las 20 zonas económicas especiales?
Tienen una connotación de atraer inversión nacional y extranjera nueva, sobre la base de la creación de empleo nuevo. No son las zonas francas donde se iba, pero no se creaban nuevos empleos; se toma otro modelo, se crea infraestructura logística para facilitar la exportación, pero al mismo tiempo en cadenas de valor, por ejemplo, ponerlas en donde hay enorme producción agropecuaria, que se conecten con esas empresas para llevar el producto al mercado internacional.

¿Cómo se escogen?
Según las capacidades turísticas, agroindustriales, tecnológicas y logísticas.

¿Qué piensa del fracking?
No como zona económica especial, pero conviene tener minería profesional con altos estándares ambientales, pero no podemos darnos el lujo de importar gasolina, o de ser ricos en oro y tener pobreza extrema. No podemos caer en ese dilema de agua o petróleo, o potencia minera o verde, yo digo las dos.

¿Cómo garantizar que la pensión de quienes ganan menos de cuatro salarios mínimos sea 65% de sus ingresos?
Es un gran reto. En Colombia, del total de las personas, 35% tiene pensión, el resto nada. Los países civilizados no son así, en eso debemos pensar, no es fácil, no es algo que se hace con ideas, eso demanda seriedad fiscal y social. Que se reformule que es una pensión, pues eso no es un recurso para tomar vacaciones, debe garantizar a cada ciudadano una vida digna.

¿Qué piensa de los fondos privados?
Necesitamos pensión mínima, pero también cada ciudadano puede hacer un ahorro importante, es el eje central de los proyectos futuros. Los dos sistemas pueden convivir, el público para lo mínimo y el privado para quienes ahorran.

¿Qué opina el candidato sobre el tema de tierras?
El candidato Pinzón señaló que lo que se puede concluir en el mundo es que la riqueza no se enfoca en los metros cuadrados de tierra, sino en qué se hace ahí. Entonces, ¿cómo mejorar a Colombia en la productividad? Para él, los modelos asociativos en el campo y las zonas económicas agroindustriales pueden hacer la diferencia. Agregó que regalar tierras no resuelve nada, pues sino es productiva no vale mayor cosa, por lo que es importante mirar cómo atraer capital.

TEMAS


Elecciones 2018 - Elecciones presidenciales - Política - Juan Carlos Pinzón - Propuestas económicas 2018