Conconcreto y Amarilo son los líder en sector que movió $17 billones en 2017

Conconcreto

Según el más reciente reporte de la Supersociedades, el sector mostró un panorama negativo, pues sus ganancias cayeron 32,6%.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Los efectos de la caída en los precios del petróleo, el débil crecimiento económico de 1,8% y los bajos índices en la compra de vivienda, fueron las tres principales razones que afectaron las ventas y utilidades de las constructoras en 2017. Según el más reciente reporte de la Supersociedades, el sector mostró un panorama negativo, pues mientras que sus ganancias cayeron 32,6% al llegar a $1,6 billones, sus ingresos presentaron la misma variable al disminuir 0,40% con $17,29 billones.

Conconcreto y Amarilo lideraron el ranking del sector tras vender $1,6 billones y $1,03 billones, respectivamente. A esta lista le siguió Odinsa, con ventas de $813.082 millones; Construcciones Colpatria, con $712.593 millones; y Construcciones El Cóndor, con $634.335 millones.

Las inversiones precisas en vías, puentes y hasta vivienda hicieron que Conconcreto se consolidara, por segundo año consecutivo, como el rey de la construcción. La compañía creció 1,48% en sus ventas y alcanzó una utilidad neta de $78.211 millones. A esta misma dinámica se sumó Amarilo, quien subió al segundo puesto tras crecer 10,6% en sus ingresos.

Para Mario Ciardelli, gerente de Amarilo, “el éxito de la empresa radica en varios factores: su solidez y reputación como empresa confiable y que hace las cosas bien. La variedad de proyectos en diferentes regiones, diluyen riesgo y generan una amplia oferta a múltiples sectores del mercado”.

Odinsa, a su vez, también presentó un balance positivo. Su trabajo enfocado en las concesiones aeroportuarias y el primer desembolso de la financiación estructurada bajo la modalidad de “Project Finance” para el proyecto Conexión Pacífico 2, dejó como resultado que al cierre del año pasado la compañía creciera en 10% sus ingresos.

“Cerramos el año con resultados financieros que nos permiten seguir generando valor en el largo plazo. Para 2018 se vislumbra una perspectiva alentadora. Vemos en el sector de las concesiones viales y aeroportuarias un potencial de crecimiento en la región, especialmente en Colombia, que espera terminar 2018 con el cierre de 10 proyectos 4G”, precisó Mauricio Ossa, presidente de Odinsa.

El top 10 de las empresas más grandes del sector lo completó Mincivil S.A, con ventas de $545.966 millones; Camargo Correa, con $489.875 millones; Prabyc Ingenieros, con $465.809 millones; Arquitectura y Concreto, con $435.750 millones; y la empresa Conalvías, con $420.068 millones.

En medio de estas ganancias y pérdidas, uno de los segmentos que más sintió la contracción del sector fue el de vivienda. De acuerdo con Camacol, en 2017 se lanzaron 163.466 unidades de vivienda y se vendieron 173.018, cifras que, en términos generales, generaron una caída de 17,3% y 10,8%, respectivamente.

Sin embargo, en contraste con los resultados del agregado nacional, la Vivienda de Interés Social (VIS) presentó un buen desempeño en ventas, pues se registró un crecimiento de 15,6% en este rubro.

A modo general, es importante destacar que, entre marzo de 2017 y febrero de 2018, la inversión en vivienda nueva de los hogares colombianos alcanzó $33,1 billones.

¿Cuánto le aportó la construcción al PIB en 2017?

De acuerdo con el reporte de Camacol, al cierre del año pasado el sector contribuyó con una cuota de 9,9% al PIB, de la cual, la construcción de edificaciones aportó 5,4% y las obras civiles 4,5%. A esto se suma que, de acuerdo con el Dane, para marzo de 2018 había 1,3 millones de empleos en el sector y 1,7 millones de colaboradores en actividades inmobiliarias. En total, las personas que se desempeñan en actividades asociadas son 13,8% del total de la ocupación a nivel nacional.

TEMAS


Construcción - Camacol - Amarilo - Conconcreto - Prabyc - Costos de construcción - Vivienda - Grupo Solarte