En más de 70% cayeron las utilidades de las principales cementeras

Bloomberg

Holcim tuvo pérdidas de $29.000 millones y en Cemargos la ganancia disminuyó 86%.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Las demoras en la ejecución de obras 4G y los bajos índices de comercialización de vivienda nueva fueron los dos principales factores que le impidieron a las cementeras construir un buen 2017. De acuerdo con los datos de las 1.000 empresas que entregó la Supersociedades, las cinco compañías más grandes del mercado cerraron en terreno negativo: mientras que la ganancia de cada firma cayó más de 70%, las ventas lo hicieron en 10%.

El sector en general presentó una disminución en los despachos y en la fabricación de cemento. Por un lado, la producción anual se redujo 1,5% con 12,3 millones de toneladas y, por el otro, los despachos totalizaron 11,9 millones de toneladas, lo que se tradujo en una disminución de 1% en la comercialización de las firmas de concreto.

Estos aspectos macroeconómicos y coyunturales dejaron a Holcim y a Cementos Argos como las empresas con mayores pérdidas y descensos en utilidad. La primera cerró con una variable negativa de 129% al alcanzar pérdidas de $29.755 millones, y en la segunda sus ganancias disminuyeron 86% al registrar $77.228 millones.

Sin embargo, pese a que la filial del Grupo Argos no logró un buen balance en este rubro, sí alcanzó una variable positiva en sus ingresos. La compañía vendió $8,5 billones el año pasado, lo que no solo le permitió tener un leve crecimiento de 0,18% frente a 2016, sino también enfrentar la difícil situación del sector.

La caída en las utilidades también se dio, según la compañía, gracias a los cargos del programa de eficiencia operacional Best, un plan corporativo por el cual la firma le apuesta a mejorar sus ahorros en los próximos años.
“2017 fue el año en que nos dimos a la tarea de continuar preparando la empresa para el futuro. Continuamos enfrentando disrupciones en la industria y retos en nuestros principales mercados; por eso, nos concentramos en avanzar en el proceso de transformación productiva, consolidamos las más recientes adquisiciones”, aclaró días atrás Juan Esteban Calle, presidente de Cementos Argos.

Holcim también fue otra de las perdedoras del sector. La compañía alcanzó ingresos operacionales por $556.927 millones, lo que le representó una caída de 20,3% en este rubro.

En la actualidad, la compañía se prepara para estrenar una nueva planta en Buga, Valle del Cauca. Después de invertir un poco más de US$30 millones en este nuevo complejo, se prevé que esté lista para finales de este año o principios de 2019.

La otra cementera que se prepara para estrenar una nueva sede industrial es Cemex. Aunque al cierre del año pasado sus utilidades cayeron 81,3% con $46.162 millones en ganancias, este año se invertirá cerca de US$63 millones.

Así lo confirmó Ricardo Naya Barba, presidente de Cemex Colombia, quien aclaró que “la principal inversión que ha hecho Cemex en Colombia para ampliar su capacidad es la Planta Maceo, la cual, esperamos poner en marcha posiblemente a finales de este año. Esta operación ha significado una inversión de alrededor de US$ 420 millones”.

A estas tres cementeras se sumaron las compañías Ultracem y San Martin, las cuales, según información suministrada por la Supersociedades, tan solo alcanzaron ganancias por $10.454 millones y $8.824 millones, respectivamente.

Aunque para este año se vislumbran mayores oportunidades en el sector de las cementeras, teniendo en cuenta la reactivación del consumo y una mejor dinámica en la ejecución de proyectos, se espera que entre las cinco empresas se invierta un poco más de US$200 millones para estrategias en el área de tecnología y bienes de capital.

 

TEMAS


Cementos Argos - Agroindustria - Cemex - Argos