Las personas jurídicas son las que soportan la mayor carga de impuestos en el país

Las personas jurídicas son responsables de más de 85% del impuesto de renta

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

A pesar de que un elemento clave en materia de competitividad es contar con un sistema tributario equitativo, progresivo y eficiente, en Colombia la carga de impuestos entre las personas jurídicas y las naturales está altamente desbalanceada. Mientras que la tributación corporativa directa recaudó 5,7% del PIB el año pasado, según cálculos recogidos por Anif, la renta de las personas naturales solo llegó a 1,6% del PIB. Sobre el tipo de recaudo, 5,5% fue gracias a los impuestos indirectos al consumo (como el IVA y el Impoconsumo) y otro 1% se debió a otro tipo de gravámenes.

Si bien con la Reforma Tributaria las personas jurídicas dejaron de pagar el Impuesto a la Riqueza, el Cree, la sobretasa Cree y el Impuesto de Renta, al asumir un único gravamen de renta, el cual bajará de manera gradual de 40% a 33% en 2019, se estableció una sobretasa temporal para 2016 y 2017 cuya tarifa es de 6% y 4%, respectivamente.

“Este impuesto se estableció para tratar de compensar el sacrificio de tributación que conlleva desmontar el Cree. Mientras que en un año la tarifa de las personas jurídicas será de 34% de renta más 6% de sobretasa, es decir, de 40%; en el otro quedó en 33% de renta más 4% de sobretasa con lo que las compañías asumirán 37% en total. Solo a partir de 2019 la tarifa se situará en 33%. No obstante, si comparamos con otros países de la región la tasa de las personas jurídicas sigue siendo superior”, manifestó Gustavo Cote, exdirector de la Dian.

En total, en el impuesto de renta más de 85% del recaudo proviene de las empresas, de ellas, los alrededor de 3.400 grandes contribuyentes pagan 67% del total, mientras que las personas naturales solo son responsables de apenas 15% de este gravamen directo.

“A pesar de que las personas naturales están muy por encima de las jurídicas en número de contribuyentes, estas solo representan 15% del recaudo en el país, razón por la cual hoy en día la carga fiscal la soportan las sociedades. Esto indica que no existe un balance en la tributación. Colombia debería empezar a equilibrar el peso, ya que se debe incentivar a las empresas que son las que generan empleos y mueven la producción del país”, indicó Carlos Giovanni Rodríguez, vocero del Instituto de Nacional de Contadores Públicos (Incp).

Estas cifras contrastan con el sistema tributario de otros países, en el que la contribución de las personas naturales al recaudo de impuestos directos está en niveles superiores de 50%. De hecho, de acuerdo con los cálculos realizados en su momento por la Comisión de Expertos, en la mayoría de los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) la carga de las personas está por el orden de 70%. Por su parte, en la región México (55,4%), Argentina (40,2%) y Chile (20%) tienen tasas máximas superiores a las de Colombia.

LOS CONTRASTES

  • Gustavo H. Cote PeñaExdirector de la Dian

    “Para gravar a las personas naturales de más altos ingresos, desde la Reforma Tributaria de 2016, los dividendos y las participaciones están sujetos al Impuesto sobre la Renta. La tarifa varía de 5% o 10% en función de la Unidad de Valor Tributario (UVT)”.


  • Jairo Orlando VillabonaExperto en Justicia Tributaria de la U. Nacional

    “La tasa efectiva o real del Impuesto sobre la Renta para cada sector económico del país es fundamental, dado que este conocimiento puede contribuir a que se corrijan posibles inequidades horizontales existentes en el sistema tributario”.


  • Carlos Giovanni RodríguezRepresentante del Instituto Nacional de Contadores

    “A pesar de que las personas naturales están muy por encima de las jurídicas en número de contribuyentes, estas solo representan alrededor de 15% del recaudo de este gravamen. Esto indica que no existe un balance en el sistema tributario nacional”.

“Colombia es uno de los países donde la carga impositiva está a cargo de las empresas, solo es superada por Perú, lo que nos lleva a pensar que no se están haciendo las cosas bien y no somos un país que llame la atención para generar empresa”, añadió Rodríguez.

Además, como apuntó la Comisión, a ello se suma que las cargas son más elevadas para las compañías que no tienen privilegios específicos como aquellos de los cuales gozan las empresas beneficiarias de zonas francas, exenciones o rentas liquidas especiales importantes, o contratos de estabilidad jurídica, cuyos titulares mantienen ventajas ya derogadas para los demás contribuyentes.

Pero el Impuesto de Renta no es el único que deben asumir las compañías. Estas deben hacer frente a otro tipo de cargas fiscales como el Impuesto al Valor Agregado (IVA), la Retención en la fuente, el Impuesto al Patrimonio, el Gravamen a los Movimientos Financieros y los aportes parafiscales, entre otros.

De acuerdo con el reporte Paying Taxes 2018, elaborado por PriceWaterhouseCoopers, los empresarios colombianos son los terceros que más tributan de la región, con una tasa efectiva de 69,8%, solo superada por Argentina (106%) y Bolivia (83,7%), pero superior a la carga fiscal que afrontan las empresas en países de la Ocde, que se ubica en 40,1%.

No obstante, Jairo Orlando Villabona, catedrático de la Universidad Nacional y vocero de Justicia Tributaria, señaló que realmente las compañías no asumen cifras tan elevadas pues las tasas efectivas o reales, aquellas que finalmente se pagan después de descontarle los beneficios tributarios, son más bajas. De hecho, de acuerdo con un estudio que él mismo lideró con Carlos José Quimbay Herrera, la tasa promedio durante el período 2000 a 2015, con cifras de los agregados de las declaraciones de renta de la Dian, fue de 17,3%.

“Existe una sobretasa pero no es mayor a una tercera parte de este impuesto. La tasa nominal adecuada en el Impuesto de Renta debe estar muy cerca de la efectiva, es decir, con pocos beneficios tributarios, una tasa nominal entre 30% y 32%, como quedará en 2019, es razonable; sin embargo, deben eliminarse los beneficios tributarios”, aseguró el experto.

Tradicionalmente, los sectores que han tenido una tasa efectiva de tributación más elevada han sido algunos como el de la minería o la industria. De acuerdo con una encuesta realizada por la Andi, estos sectores tenían tasas incluso por encima de 70%. Sin embargo, Villabona indicó que la tasa efectiva promedio de la minería se ubica en 26%, a pesar de que para este sector los montos de los beneficios tributarios son los más elevados. A ella, le siguen el sector comercio, con 22,2%; y la tasa de la industria, con 21,6%.

Así mismo, manifestó que la menor tasa efectiva es la del sector servicios DES (actividades de la administración pública y defensa, de enseñanza, actividades de atención de la salud y asistencia social) con 4,2%, debido a que buena parte de las personas jurídicas pertenecientes a este sector son consideradas Entidades Sin Ánimo de Lucro (Esal). En su estudio, también encontró que los sectores financiero y bancario tienen asociadas las tasas más pequeñas, con valores respectivos de 9,8% y 16,5%.

“La tasa efectiva del Impuesto de Renta para cada sector económico es fundamental, dado que este conocimiento puede contribuir a que se corrijan posibles inequidades horizontales existentes en el sistema tributario, especialmente, en lo relacionado con el diferente efecto que tienen los beneficios tributarios en cada sector”, puntualizó.

Las 100 empresas con más ingresos en 2017

Resultados del sector financiero en 2017

TEMAS


Impuesto de Renta - Impuestos - pequeñas y medianas empresas - Dian - Reforma Tributaria - Tributación - Santiago Rojas - Ministerio de Hacienda - Mauricio Cárdenas - Empresas más grandes de Colombia - PIB - IVA