Las ventas de D1, Ara y Justo & Bueno son 6,5% del retail

Bogotá. 01 de marzo de 2017. Tiendas D1. (Colprensa - La República).

Facturación de las 11 cadenas principales sumó $81,4 billones.

Lina María Guevara Benavides

La cifra redondeada de $6 billones que el gerente de PriceSmart, Luis Fernando Gallo, mencionó al hablar sobre el agresivo crecimiento de las tiendas de descuento el año pasado, no estuvo alejada de la realidad. Koba Colombia (operador de la tiendas D1), Jerónimo Martins Colombia (propietario de Ara) y Mercadería (que tiene el control de la cadena Justo & Bueno) facturaron $5,3 billones, lo que pesó 6,5% en las ventas de los líderes del retail.

Así lo reveló el registro de resultados de las 1.000 empresas más grandes del país que presentó la Superintendencia de Sociedades hace apenas unas semanas, un informe en el que las 11 cadenas que lideran el segmento del retail, entre grandes superficies, hiperbodegas y discounters, sumaron ventas por $81,4 billones.

D1 se consolidó como la primera de su categoría por facturación. De acuerdo con el reporte, las tiendas, que hacen parte del Grupo Valorem, generaron ingresos por $3,1 billones con un crecimiento de 45,5%. Los números la dejaron de quinta en el ranking general, solo por debajo de Éxito ($46,4 billones), Olímpica ($5,7 billones), Alkosto ($4,8 billones) y Cencosud ($3,8 billones).

Varios lugares más abajo de Koba, Falabella ($1,6 billones) y Almacenes La 14 ($1,4 billones) se ubicó Ara, que con un crecimiento de 73,3%, vendió $1,4 billones, cifra que la dejó como la segunda con más ventas en la categoría de grandes descuentos.

A la portuguesa le siguen Makro, con $1,1 billones; y PriceSmart, que vendió $1 billón. La lista la completa Justo & Bueno que, al cierre del ejercicio, se ubicó como tercera en su categoría, pues aunque registró un crecimiento de 265,3%, las ventas no llegaron a la barrera de $1 billón y se ubicaron en $769.465 millones.

Aunque la cifra sorprende, tampoco se esperaba menos. De acuerdo con el más reciente estudio de la firma Kantar Worldpanel, ocho de cada 10 hogares colombianos ya compran en los hard discount, lo que lo convierte en el quinto canal más importante en penetración, solo por debajo del tradicional (96%), los minimercados (87%), las grandes cadenas (81%) y los catálogos (81%).

LOS CONTRASTES

  • Hernán Barbosaexperto en retail

    “En un momento de recesión, ellos redujeron los precios al consumidor y atacaron nichos en los que las superficies tenían deficiencias”.

Sin embargo, 2017 pareció ser apenas la antesala de un segmento que todavía no llega a su techo. De acuerdo con el balance de resultados de Valorem, solo el año pasado la marca abrió 170 tiendas y se esperaría que este año mantenga vigente su plan de expansión, especialmente hacia los lugares donde aún no tiene presencia.

Al mismo ritmo, la cadena Ara, que cerró 2017 con más de 389 locales, ya anunció que abrirá 150 puntos más este año, hazaña que empezó desde el día cero y con la que hoy completa más de 400 tiendas.

Nuno Aguiar, director general de Jerónimo Martins, explicó que con ese esquema, la marca se expandirá en Cundinamarca, Meta, Boyacá y Tolima y además, seguirá consolidándose en Bogotá, ciudad donde hoy concentra el mayor número de tiendas a nivel nacional.

Si bien los planes de aperturas de la cadena Justo & Bueno aún se desconocen, al compartir algunos de sus accionistas con Tostao’, no sorprendería que sus metas de expansión fueran igual de ambiciosas, pues la cadena de cafés ya es la más grande (por volumen de puntos) con más de 300 locales entre Bogotá y Medellín.

Gallo destacó que, aunque las grandes superficies y las marcas tradicionales fueron las más afectadas con el auge del concepto “low cost”, los ganadores son los consumidores que cada día tienen mayores opciones de compra desde las grandes superficies hasta clubes y tiendas de descuento.

Pérdidas sumaron $579.597 millones

Aunque todas las cadenas crecieron por encima de 40% en ventas, las ganancias de los negocios todavía no se ven. Los resultados financieros de Ara, que registró la cifra más alta en pérdidas, mostraron un saldo negativo de $346.370 millones, pese a que esto representó 63% menos pérdidas que en 2016. Justo & Bueno quedó en el segundo lugar con pérdidas por $163.961 millones (117% menos que en 2016) y D1 reportó un saldo negativo de $69.266 millones, 170% menos que al año anterior. Según Koba, las pérdidas fueron el resultado de la inversión en aperturas.

TEMAS


Low cost - Ara - D1 - Justo&Bueno - Discounters - Hard Discount - Consumo de los hogares - Resultados 2017