Deserción y calidad son los retos en materia educativa de Medellín para 2030

Este año, Medellín destinará casi $1 billón para la educación de sus habitantes

Isis Beleño - ibeleno@larepublica.com.co

Para este año, la Alcaldía de Medellín cuenta con un presupuesto de $5,6 billones; de lo cuales cerca de $950.0000 millones corresponden a educación; es decir, 25% de la inversión que se tiene prevista para 2018.

Medellín es la segunda ciudad con la mayor inversión por habitante en educación, solo superada en el último año por Barranquilla.

Entre los avances más importantes de la ciudad en esta materia se encuentran la cobertura. De acuerdo con las cifras de la Fundación Proantioquia, las coberturas en primaria son mayores de 100%; debido a que las escuelas de la ciudad atraen estudiantes de municipios vecinos. Sin embargo, así como la tendencia en Antioquia, la cobertura en educación media se convierte en la más baja de todos los niveles, es decir, el sistema no logra que los estudiantes cumplan completamente el bachillerato.

Este hecho está muy relacionado con la permanencia de los niños, niñas y jóvenes en el sistema educativo. Las estadísticas señalan que la deserción en bachillerato y educación media sumaban 7,05%, en el sector oficial (2015).

Diana Basto, directora de Educación de Proantioquia, señaló que en el departamento “solo uno de cada tres estudiantes que entran a la educación básica logran terminar el grado undécimo”; razón por la cual, la deserción se convierte en uno de los retos más relevantes no solo para Antioquia sino para su capital.

En este sentido, la Secretaría de Educación de Medellín señaló como un logro la reducción en la tasa de deserción del sector oficial que pasó de 3,39% en 2015 a 3,17% en 2016. “Esto nos acerca a la meta establecida por el plan de desarrollo de 2,8% en 2019; es decir 734 desertores menos”, aseguró, Luis Guillermo Patiño Aristizábal, secretario de Educación.

En relación al mejoramiento en el desempeño de pruebas que dan cuenta de la calidad educativa. Por primera vez, el puntaje global de la ciudad en las pruebas Saber 11 aumentó 7 puntos entre 2015 y 2017. De 265 puntos se pasó a 272, resultados impulsados, principalmente, por las instituciones oficiales. Entre 2015 y 2017, una gran proporción de los colegios oficiales, 81,7%, mejoraron su puntaje global.

Lo anterior llevó a que a 2017, 69,1% de los establecimientos oficiales se ubicaran en categorías A+, A (Altas) y B (media) en la prueba saber 11; en 2015 ese mismo porcentaje era de 48,2%; lo que representa una mejora de 20,9 puntos porcentuales.

Entre 2016 y 2017, cerca de 1.005 estudiantes fueron beneficiarios del programa Ser Pilo Paga. El año pasado, Medellín fue la segunda ciudad con mayor número de pilos a nivel nacional, 463, después de Bogotá.

Alianzas público privadas

La Secretaría de Educación de Medellín informo que 13 instituciones oficiales de educación se beneficiarán con las alianzas público-privadas (modelo APP) para la intervención en infraestructura; de tal manera que se pueda garantizar la operación, mantenimiento y dotación, reposición de equipamiento, provisión de servicios como aseo, vigilancia por 18 años aproximadamente y soporte tecnológico por cuatro años. “Esta es la primera alianza público-privada de infraestructura social en todo el país”, indicó Patiño Aristizábal.

Mediante el modelo APP para educación se generarán 290 aulas en jornada única, 161 espacios complementarios y 451 espacios educativos nuevos, lo que incidirá en la calidad educativa de 11.280 estudiantes.

Frente a la visión 2030 de Medellín, Patiño Aristizábal manifestó que todas las acciones que se están desarrollando actualmente apuntan a una ciudad que es consciente de la corresponsabilidad del Estado, la familia, la empresa y la sociedad, que comprende que la educación es un factor de crecimiento personal, progreso social y evolución cultural; que no solo se logra en la escuela o la universidad.

TEMAS


Calidad educativa - Educación - Medellín - Alcaldía de Medellín - Proantioquia - Medellín Cómo Vamos