Colombia elige en segunda vuelta entre dos modelos económicos contrapuestos

Los colombianos irán nuevamente a las urnas el próximo 17 de junio para elegir entre Iván Duque, candidato del Centro Democrático, y Gustavo Petro, candidato de Colombia Humana y Mais.

María Carolina Ramírez - mramirez@larepublica.com.co

Ayer, más de 19,6 millones de colombianos salieron a votar para elegir al presidente número 41 desde 1881, cuando se constituyó la República de Colombia.

En los últimos 28 años por la Casa de Nariño han pasado dos economistas y tres abogados, quienes llevaron las riendas del país y han conducido a tener la Colombia de hoy. Con el conteo de 99,7% de las mesas, el bogotano Iván Duque con una votación de 7.554.352 votos y el cordobés Gustavo Petro con 4.844.555 de votos pasaron a la segunda vuelta que se realizará el próximo 17 de junio.

Por primera vez los jóvenes del país entienden el significado de las historias de sus padres cuando hablaban de los rojos y los azules, que lejos de referirse a equipos de fútbol, estaban relacionados con dos pensamientos políticos contrarios, como lo representan hoy Duque y Petro, quienes se han ubicado en la extrema derecha y la extrema izquierda, y sobre todo, en orillas económicas diferentes.

Para Carlos Alberto Patiño, doctor en filosofía y director del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional, “Colombia quedó atrapada en el pasado, se presentan las viejas tendencias y las viejas tensiones. El país no ha dado el paso a una discusión hacia la nueva economía, hacia la política social y los cambios en desarrollo”.

La carrera por la Presidencia de estos dos políticos es totalmente diferente, como lo son sus pensamientos en temas como lo económico. Tal vez el principal ejemplo de este enfrentamiento entre modelos es la vocación de Ecopetrol, la compañía más grande del país, en la que el Estado tiene mayor participación.

Si bien ambos candidatos no apoyan el fracking, Duque no ha manifestado su intención de hacer grandes cambios en la petrolera; contrario a lo que ha dicho Petro quien en su propuesta plantea que Ecopetrol se convertirá en la mayor compañía de generación de energía solar y será la punta de lanza de una revolución en la que también se utilizarán las regalías y participarán principalmente los hogares como generadores.

Iván Duque llegó a la esfera política hace tan solo cuatro años cuando fue elegido como Senador de la República, Gustavo Petro ha hecho carrera como representante a la Cámara, senador, alcalde de Bogotá y dos veces candidato a la Presidencia.

La situación a la que se enfrentarán los electores en segunda vuelta es que sus programas de gobierno en materia económica se encuentran en dos posiciones contrarias. Por el lado de Duque, tal como lo asegura Patiño, se apuesta a una estabilidad económica y mantenimiento de una política conservadora.

El candidato del Centro Democrático, le apuesta a un crecimiento del PIB por encima de 5% anual, a rebajar los impuestos para los industriales a niveles de 27% y 28%, y reducir el gasto público en 5% quitando “gastos innecesarios”. Además, mantiene la industria extractiva, está en desacuerdo con el fracking pero cree que la inversión extranjera tiene que mantenerse en estos sectores de la economía pues considera que siguen siendo los motores.

Además, dentro de su propuesta económica está la reducción de trámites para las personas naturales; desarrollar el mercado de capitales para que haya más participación de empresas y personas y ajustar la regla fiscal con la creación de nuevos mecanismos de predictibilidad presupuestas, con un enfoque contracíclico que genere ahorros en tiempos de bonanza, como la que se empieza a sentir en estos momentos.

Entre otras propuestas de su modelo, prevé eliminar la distorsión entre los sistemas pensionales actuales, e impulsar un día sin IVA pare reactivar el comercio formal seis veces al año.

En el otro extremo, el representante de Colombia Humana y el Mais asegura que la proyección económica estará marcada por el presupuesto de educación, ciencia, cultura, deporte y protección de la primera infancia, que se incrementará progresivamente a 7% el PIB al final del gobierno, y para ello impulsaría una reestructuración del gasto pues solo si programa de educación demandaría un esfuerzo fiscal de $15 billones, por lo que habría una regla fiscal más flexible.

Propone dejar la industria minera y extractiva por el daño que le hace al medio ambiente y por el riesgo económico de seguir dependiendo del precio internacional del petróleo, por lo que cambiaría la vocación de Ecopetrol. Jorge Iván González, PhD en Economía, dijo al respecto que es “una maravilla que empresas como Ecopetrol hagan inversiones en energía limpias y renovables. Colombia tiene que aumentar su desempeño en educación y los recursos están para que suceda”.

Uno de los temores más grandes de parte del electorado y de los detractores de Petro es el aroma a expropiación. Sin embargo, el candidato ha manifestado que su modelo económico no contempla la expropiación de tierras, sino que su propuesta es comprarlas con títulos de deuda pública e imponer un predial para terrenos con más de 1.000 hectáreas fértiles. Este tributo se sumaría a volver al IVA de 16% y la devolución del IVA pagado a la población por debajo de la línea de pobreza.

Otro aspecto en el que se diferencian de forma radical es el tema empresarial. Para Duque se debe apoyar al empresariado con alivios tributarios, pero Petro plantea que los empresarios son los que más deben pagar por su niveles de riqueza. Además, en esa misma empresarial, el exalcalde de Bogotá buscará eliminar las EPS y acabar con la intermediación financiera en el sector.

Según Patiño, esta es la mayor votación de la izquierda en la historia de Colombia y se debe al efecto directo del proceso de paz, esto si se suman los votos de Sergio Fajardo y de Gustavo Petro que totalizan 9,42 millones (boletín #24).

Esta opinión la comparte el doctor en ciencia política, Carlos Andrés Pérez, quien aseguró que “hay que resaltar la fuerza de la izquierda para lo que puede venir en la próxima elección. Si Petro no gana, va a quedar muy fortalecido para 2022, es una persona que queda con una curul en el Senado y ya sabemos lo que puede hacer en estos escenarios”.

En la lucha por la Presidencia, estos dos aspirantes dejaron atrás a Sergio Fajardo quien logró 4.584.566 votos, Germán Vargas Lleras con 1.403.698 votos, Humberto de la Calle con 398.671 votos, y a Jorge Trujillo que tuvo 75.560 votos.

TEMAS


Iván Duque - Gustavo Petro - Sergio Fajardo - Humberto de la Calle - Germán Vargas Lleras - Elecciones 2018