El fideicomiso es una forma de proteger los activos familiares

Los bienes quedan separados del patrimonio de los miembros de la familia

Isis Beleño - ibeleno@larepublica.com.co

Una de las figuras jurídicas y financieras para la planeación patrimonial son los fideicomisos patrimoniales familiares. Esta se define como patrimonios autónomos a los cuales se transfieren activos de una familia, los cuales constituyen su patrimonio o están destinados al sustento económico de la familia y quieren protegerse frente a riesgos eventuales, explicó el vicepresidente de Negocios Fiduciarios de Alianza Fiduciaria, Gustavo Martínez García.

Para constituir un fideicomiso patrimonial es necesario crear un patrimonio autónomo de administración y pagos, al cual se trasladan los bienes inmuebles y otros activos en inversiones. De esta manera, “los bienes quedan separados del patrimonio de los miembros de la familia y las rentas que producen pueden ser distribuidas en la forma como se disponga en el acto de constitución del fideicomiso o, posteriormente, por un ordenante o un comité de familia”, agregó García.

La fiduciaria podrá recaudar las rentas que provengan de los bienes transferidos y las distribuirá en proporción a los derechos de beneficio o en la forma que se disponga en el contrato fiduciario, una vez atendidos los gastos que se generen. A través de esta figura se puede limitar o restringir la venta de los bienes, constituir derechos de preferencia para la cesión de los derechos del fideicomiso, realizar inversiones específicas o asignar rentas forzosas a cierto tipo de beneficiarios como padres o miembros familiares en estado de necesidad.

TEMAS


Patrimonio familiar - Fiducias - Ley de insolvencia - Alianza fiduciaria