Ahorro con propósito, clave para unas finanzas sanas

Una de las maneras más efectivas para lograr metas.

Gregorio Mejía

¿Se ha preguntado cuántos años vivirá? o ¿Cómo quiere pasar sus últimos 10 años de vida? Con poca frecuencia nos pasan estos cuestionamientos por la cabeza, pero cada vez es más inminente planear el futuro, dado que la esperanza de vida del ser humano ha aumentado tres meses por cada año de nacimiento desde el siglo XIX.

Esto significa que tendremos más tiempo para disfrutar, pues hacia mediados de este siglo la expectativa de vida será de 88 años y para finales de 100. Por eso, desde ya deberíamos destinar una parte fija de los ingresos para el ahorro y ser muy específicos con los sueños que queremos alcanzar, con el fin de encontrar una vida financiera estable y próspera.

De esta manera, la forma más efectiva para alcanzar estas metas es detallándolas. Preguntándonos; ¿Cuál es mi sueño?, ¿Qué quiero lograr? y en ese sentido, también plantear un límite de tiempo y establecer cuáles son los retos a los que posiblemente nos vamos a enfrentar para el cumplimiento de estos sueños.

Qué bueno sería alcanzar la pensión con un dinero guardado para viajar, estudiar o, por qué no, montar un negocio propio. Así como tenemos una visión clara de la compañía en la que trabajamos, debemos tener igual de claro lo que deseamos para nuestra vida personal. Trazar una línea de vida propia con un inicio y los años que tenemos a la fecha, y un final, con los años que consideremos que podemos vivir ayuda a plantear, visibilizar y aclarar las metas a futuro que queremos alcanzar, y destinarle un propósito más específico a nuestros ahorros.

De acuerdo con la mayoría de expertos financieros, deberíamos ahorrar 10% de nuestros ingresos. Sin embargo, el ahorro, como cualquier otro hábito, se adquiere con disciplina. Por eso, para lograr lo que nos proponemos podemos comenzar separando el monto que creamos necesario e intentar acomodarnos a este presupuesto.

El hábito del ahorro se adquiere con mayor facilidad escribiendo nuestros gastos mensuales. Tener la claridad del consumo mes a mes nos ayuda a tener mayor control de nuestro presupuesto.

En este ejercicio es importante asignar un monto para actividades que rompan con la rutina y hagan el proceso de ahorro amable y ameno. Esto se complementa, igualmente, reduciendo los gastos innecesarios.

Es importante saber identificar estos gastos superfluos y darles mayor control. Estos son usualmente pequeños y sencillos, pero que si los sumamos resultan en una cantidad de dinero sustancial que podemos destinar al ahorro de nuestro sueño.

Finalmente, es importante conocer las diferentes opciones de ahorro que ofrecen las entidades bancarias. Deberíamos siempre indagar en las páginas web de los bancos, cuál de los programas de ahorro que ofrecen se acomoda a nuestras necesidades y cuál es más conveniente para alcanzar los objetivos planteados a futuro.

Entidades como Bancompartir buscan que todos tengan acceso a servicios financieros, que les permita e invite a planear un futuro. De ahí el propósito de atender y llegar a las zonas más alejadas del país, y acompañar a las familias de los estratos 1, 2 y 3 a mejorar su calidad de vida y fortalecer a los microempresarios de Colombia.

La inclusión financiera significa mayor prosperidad para las familias colombianas, al igual que llevarles a todas las personas herramientas que les permitan manejar sus finanzas. En ese sentido, queremos que sean más los colombianos que alcancen sus metas y construyan una vida financiera sana y estable.

TEMAS


Esperanza de vida - Ahorro - Metas - Ingreso de los hogares - Bancompartir - Microfinanzas