Así funciona la figura de los créditos en Colombia

Lo más conveniente siempre es pagar a una cuota

Jorge Enrique Rodríguez

Se definen como un ejercicio económico en el cual intervienen dos o más partes. En este acuerdo financiero, los integrantes de la transacción pactan una tasa de interés, la forma de pago y un plazo determinado para devolver el dinero.

Existen varias modalidades de crédito, pero los más comunes son: consumo, conformación de empresa y educación.

En el primero, se destinan los recursos recibidos para comprar bienes y servicios de corta duración, como vestuario, alimentos, electrodomésticos y recreación, entre otros. El propósito es obtener bienestar inmediato. Por lo general, para esta modalidad se recurre a las tarjetas de crédito y a los préstamos de libre inversión.

En las primeras, estas permiten contar con dinero plástico en vez de efectivo. Pero ¡cuidado! su manejo sin planeación y disciplina puede ser peligroso para el bolsillo. Las tarjetas convierten al individuo en un potencial comprador, generan impaciencia y ansiedad de gastar.

Diferir las compras a una sola cuota es una excelente práctica ya que de esta manera se evita pagar intereses. Así mismo, es inteligente usar este producto cuando estén vigente las promociones que ofrecen los almacenes de cadena, especialmente para ofertar electrodomésticos, ropa, juguetes o calzado.

La segunda modalidad de crédito es la conformación de empresa, para este las entidades financieras ofrecen varias opciones que seducen a los empresarios, por ejemplo, préstamo de recursos para invertir en capital de trabajo, comprar maquinaria, hacer obras de infraestructura y entrar en procesos de capitalización.

Los emprendedores, que tomaron esa decisión tras encontrarse en una situación de desempleo, posterior a buscar ofertas laborales, deciden acudir este tipo de productos para iniciar sus proyectos.

Dicen por ahí, “trabajo hay, lo que no hay es empleo”. Es por esto que entidades como Finagro y Bancóldex ofrecen alternativas de préstamos para las personas interesadas en conformar pequeñas empresas. Estas entidades prestan dinero para apoyar emprendimientos, brindan acompañamiento a través de la asesoría técnica y manejo financiero; además, ofrecen el estudio de mercado para sus productos.

Cuando se solicita el crédito de conformación de empresa, hay que pensar en el capital de trabajo, es decir en los recursos que en el corto plazo se requieren para realizar las actividades del negocio, con estos puede cubrir el día a día -mano de obra e insumos, atender a proveedores y pagar los salarios, entre otros-.

En la última modalidad de créditos, se encuentra el préstamo para educación. Una de las líneas más utilizadas por los estudiantes, tiene que ver con la forma de pago “Tú Eliges”, esta puede amortizarse en el corto, mediano y largo plazo, dependiendo de los resultados de las Pruebas Saber 11 y de algunas características exigidas por esta entidad. También coexisten otras modalidades que facilitan el acceso a la educación superior y que son ampliamente ofrecidas por las universidades.

Por otra parte, los bancos, las cooperativas y las cajas de compensación familiar disponen de préstamos muy favorables a sus afiliados para el pago de matrículas relacionadas con estudios de nivel superior (técnicos, tecnológicos, profesionales y de posgrado), siempre y cuando los centros educativos estén vigilados por el Ministerio de Educación Nacional -MEN. Los plazos y los intereses los definen los prestadores y el usuario estudia los más convenientes para su bolsillo.

TEMAS


Tasa de Interés - Crédito de vivienda - Créditos - Créditos bancarios - Tarjetas de crédito