Son millennials, no niños

Los jóvenes buscan rentabilidad en el corto plazo

José Luis León

Que no les interesa invertir, que no tienen recursos, que no les importa crear empresa, que no quieren generar riqueza. Básicamente, se ha generado un sinfín de paradigmas entorno a la situación financiera de los millennials. Esto ha provocado que el sector les dé la espalda y desconozca la oportunidad que representan para la industria de las finanzas.

Esta población, de casi 2.000 millones de personas a nivel mundial, ya se encuentra entre los 18 y 38 años. No son niños, son una fuerza económica y de trabajo importante. Incluso, algunos son padres, compran casas, ya tienen definida su vida, y por eso necesitamos reconocerlos y adaptarnos. Esto incluye al mercado financiero.

Se ha dicho, por ejemplo, que gran parte de sus gastos están enfocados en su bienestar y que no son grandes ahorradores. Los han catalogado de inestables, inmaduros y algunos han llegado al punto de tratarlos como niños malcriados, pero la verdad es que debemos aprender a reconocer sus necesidades, sus preferencias y saber qué los distingue de las otras generaciones.

Una encuesta de Natixis Investment Managers realizada el año pasado a 2.434 inversionistas de esta generación a nivel mundial, da pistas importantes de cómo acercarse a ellos con éxito. Según el estudio, 64% de esta población guía sus decisiones de inversión según metas concretas, son conscientes de los riesgos y tienen perspectivas claras sobre los ahorros para su pensión. Adicionalmente, en ellos se identifican características conservadoras como la confianza que manifiestan en el consejo de un asesor financiero (86%), a pesar de las muchas herramientas tecnológicas existentes. Y pueden resultar sorprendentemente prudentes en sus decisiones de inversión, pues 75% de ellos afirma que si se vieran forzados a elegir entre buen rendimiento y seguridad de sus inversiones, elegirían la seguridad.

En el caso específico de América Latina, nos encontramos con la grata sorpresa de ser la segunda región en el mundo con el porcentaje promedio más alto de ahorro anual para jubilación por parte de los millennials, precedidos por Oriente Medio, que ocupa el primer lugar.

Los jóvenes de nuestros países latinoamericanos, al igual que Europa, han alcanzado un ahorro anual para su pensión de 11,62% sobre sus ingresos, siendo México el más bajo de esta parte del continente con 9,4%, y Chile el más alto con 12,0%.

Si bien el grueso de los inversionistas jóvenes de la región (68%) buscan generar rentabilidad con sus inversiones a corto plazo -es decir en menos de cinco años-, cuando revisamos sus perspectivas de inversión a largo plazo, encontramos también que los millennials latinoamericanos se destacan por encima de regiones como Asia, Europa, Norteamérica y Oriente Medio, ya que 17% establece sus metas de inversión a 10 años o más, superando por cuatro puntos a Norteamérica, que ocupa el segundo lugar con 13%.

Con estos resultados, los inversionistas de esta generación se han encargado personalmente de desmentir los mitos creados a su alrededor por otras generaciones, que tal vez no se han tomado el tiempo de entenderlos.

No menospreciemos más a los millennials. Son una generación que se toma en serio su bienestar, una fuerza de trabajo con gran potencial que ha entrado a todas las áreas de la sociedad con sus particularidades. Sin embargo, como muchos otros inversionistas de otras generaciones, necesitan apoyo de la industria financiera para navegar exitosamente por los mercados complejos a los que nos enfrentamos hoy.

TEMAS


Laboral - Análisis - Millennials - Latinoamérica - Europa