Aseguradoras adelantaron $8.500 millones a Licorera de Caldas por incendio

Teresita Celis Agudelo

Manizales_Aunque las directivas de la Industria Licorera de Caldas (ILC) solicitaron a la unión temporal Premacol, constituida por las aseguradoras La Previsora, Mapfre y Colpatria, un anticipo de $10.000 millones como pago por el incendio que el 1 de octubre de 2011 consumió dos bodegas de la firma, este viernes le desembolsarán $8.500 millones.

El gerente (e) de la destilería, Carlos Eduardo Neira, indicó que la solicitud fue hecha desde noviembre del año pasado y se dividió en daños materiales y lucro cesante. Cada evento tiene su ajustador.

El anticipo que hará la unión temporal será sobre los daños materiales, estimados en unos   $20.000 millones, sin aún tener el ajuste total, que cobijan la infraestructura de las dos bodegas incineradas, 22.000 barriles de añejamiento y el alcohol tafia consumido por las llamas calculados en 6 millones de litros, que son la base para fabricar ron.

El lucro cesante  se ha calculado, sin estar ajustado, en unos $10.000 millones y está explicado en la utilidad dejada de percibir  por las ventas no realizadas sobre la tafia que se consumió, que en  90%  tenía  edades de añejamiento de 1 a 4 años. En total se proyecta que la ILC perdió cerca de 16 millones de botellas reducidas a 750 mililitros.

"Con las aseguradoras hay que cumplir con un protocolo para la reclamación de un siniestro de esa magnitud. Lo que esperamos es que en 3 meses, se tenga el valor total del daño material e inmediatamente se giran los recursos faltantes. El ajuste del lucro cesante se demora unos 6 meses", señaló el Gerente  (e).

Los recursos, según lo aprobó la Junta Directiva de la ILC, tienen destinación específica y es el proceso de reconstrucción de las bodegas destruidas, empezar la fase de modernización de una red contra incendios y otras tareas en el área de producción. Pero si bien la ILC ya empieza a recibir el pago por el siniestro, todavía no define el asegurador de sus bienes en 2012.  Las cuantiosas pérdidas que dejó el incendio tiene a las aseguradoras mirando a la licorera con ojos precavidos incluyendo la misma unión temporal Premacol, que tenía el contrato en 2011 y que, en efecto, debe responder por dicho siniestro. Según Neira, en 2012 apropiaron  $3.000 millones para la póliza, pero

Premacol, que fue la única  propuesta en la convocatoria, pretende $6.000 millones, es decir, 300% más de lo que la ILC le pagó en 2011. Al no tener seguros vigentes la licorera sacó a vacaciones colectivas a 138 empleados para no correr riesgos.