Así invierten Jeff Bezos, Amancio Ortega, Bill Gates y Mark Zuckerberg

Bloomberg

Son dueños de sus negocios y diversifican mucho su cartera

Diario Expansión

No nacieron ricos. Es la gran característica común de las mayores fortunas del mundo, según los ranking internacionales: son hombres hechos a sí mismos, dueños de sus negocios y capaces de levantar imperios desde un modesto inicio. Así han amasado patrimonios que luego han diversificado, sobre todo en base a sectores en los que se desenvuelven con soltura, hasta coronarse hoy en la cima internacional de la riqueza.

Es la historia que comparte el quinteto de mayores millonarios del planeta, si bien cada uno con su propia peculiaridad. En 2018, las estimaciones financieras -elaboradas principalmente por Forbes y Bloomberg- coinciden en otorgar el gran liderato a Jeff Bezos, fundador y consejero delegado de Amazon, que ha hecho historia con un primer puesto que supone un récord nunca visto hasta hoy en las listas de grandes patrimonios: suma US$112.000 millones, con lo que podría comprar, por ejemplo, 92,4 millones de onzas de oro o 1.790 millones barriles de petróleo crudo.

Se trata de la primera vez en la historia de estos ranking que una fortuna llega a los 12 dígitos. Y lo ha hecho al calor del sector tecnológico, el pilar de la cartera de inversiones de Bezos, pues Amazon le permite financiar otros de sus intereses empresariales.

En 2017 decidió desprenderse cada año de una participación del titán del comercio electrónico para impulsar proyectos como Blue Origin, la firma con la que promete vender viajes al espacio.

Rivales y amigos
Ni siquiera Bill Gates, el fundador de Microsoft, ha alcanzado esa cifra en su larga vida empresarial, pese a ser el hombre que más tiempo ha ocupado el liderazgo en los ranking mundiales. Queda ahora segundo con US$90.000 millones y una cartera muy diversificada gracias a las ganancias obtenidas por la venta paulatina de acciones de Microsoft, que ha combinado con ayudas a proyectos humanitarios.

Uno de sus negocios favoritos es precisamente Berkshire Hathaway, el brazo inversor del cuarto hombre más rico del planeta: Warren Buffett, otro histórico de Wall Street, que atesora US$84.000 millones.

Le conocen como el Oráculo de Omaha porque nació en Omaha (EEUU) y por el atino en sus inversiones. Es, asimismo, un gran filántropo, con donaciones a su vez a la fundación de Gates.

Nuevo rey en Europa
En cuarto lugar queda Bernard Arnault, al frente de LVMH. El francés, con US$72.000 millones, ha superado al español Amancio Ortega en la industria textil gracias a los resultados récord de su imperio de artículos de lujo, que incluye Christian Dior. Es, sin duda, el rey de la alta gama.

Completa el top five Mark Zuckerberg, que pilota Facebook. Con 33 años, y rompiendo la tradición por la que los primeros puestos estaban copados por fortunas que pasaban la cincuentena, suma ahora US$71.000 millones. Es uno de los empresarios más jóvenes, si bien ahora la crisis por la mala gestión de datos en Facebook está dañando su fortuna y amenaza con alterar el ranking.

Bezos hace historia
Quería ser camarero. Pero pensó que una librería virtual sería un buen negocio. De ahí nació Amazon, el gigante del comercio electrónico que sustenta el patrimonio de Jeff Bezos. Posee el 17% de la firma, cuyas acciones escalaron un 56% en 2017.

A sus 54 años, su patrimonio es hoy el único en el mundo que supera los US$100.000 millones. Ha escalado en US$39.000 millones en un año. Es el mayor incremento en un solo ejercicio en los ranking de multimillonarios.

Es un visionario, gracias a su capacidad para detectar hábitos de consumo y descubrir nuevas necesidades.

Es dueño de la aeroespacial Blue Origin, que desarrolla cohetes reutilizables para transportar pasajeros. Es la segunda firma con más peso en su cartera.

En medios de comunicación, en 2013 compró ‘The Washington Post’ por 250 millones. Es inversor de ‘Business Insider’.

Ha invertido en tecnológicas como Airbnb, Twitter o Uber. Ahora sus planes pasan por conquistar el espacio o la construcción de un reloj para medir 10.000 años de vida.

Desde el verano, es dueño de Whole Foods.

Microsoft, el manantial financiero de Gates
Que Bill Gates es el veterano de las listas de millonarios es más que un decir: el fundador de Microsoft ha coronado el ranking de ‘Forbes’ en 18 ocasiones durante los últimos 24 años.

Su cartera es muy extensa. Destaca una característica común: de todo su portafolio, 12 de las 17 empresas cotizadas en las que invierte pagan dividendos. Los expertos de Wall Street entienden que su perfil de inversión es muy discreto y que su estrategia es conservadora.

En este contexto, y con Cascade como su brazo inversor, las apuestas de Gates, de 62 años, abarcan una amplia gama de compañías. Poco a poco se ha desprendido de acciones de Microsoft -posee hoy apenas un 1%-, en una cartera gestionada a través de Cascade Investment. En sus apuestas, dominan la banca y los seguros (pesan el 48%), el sector industrial (23%) y la tecnología (15,5%).

Sus nombres propios favoritos: Republic Services, Canadian National Railway, Deere&Co y Ecolab.

En su momento, fue también uno de los primeros extranjeros en apostar por España con inversiones en FCC y Prosegur.

Ortega, un patrimonio de moda e inmuebles
Amancio Ortega, fundador de Inditex y máximo accionista de la firma, ha perdido su puesto como el hombre más rico de Europa, si bien se mantiene en el ‘top ten’ mundial en sexta posición con 70.000 millones de dólares, equivalente, por ejemplo, al 4,4% de la oferta inmobiliaria disponible en EEUU.

Es el efecto de la caída en la capitalización en los últimos meses de Inditex, pilar de su fortuna. El gallego tiene en su poder el 59,2% del capital del grupo textil -que engloba marcas como Zara, Pull&Bear y Massimo Dutti – a través de las sociedades Pontegadea Inversiones (50%) y Partler (9,2%).

Junto a Inditex, Ortega tiene parte de su fortuna en el ladrillo con propiedades en Madrid, Barcelona, Londres, Chicago, Miami o Nueva York. En conjunto, sus activos inmobiliarios están valorados en unos 7.000 millones de euros.

Buffett o el oráculo que refleja la diversificación
“La regla número uno es no perder dinero nunca, y la segunda, no olvidar la regla número uno”, suele decir Buffett, de 87 años. Un consejo que tiene tan pocos misterios como su bandera de invertir en empresas fáciles de comprender y siempre a largo plazo. “El tiempo es amigo de los buenos negocios y enemigo de los mediocres”.

Cuenta con uno de los patrimonios más diversificados, si bien tiene claras preferencias: bienes de consumo y sector financiero. Su posesión más valiosa es Bank of America, seguida de Wells Fargo, dentro de un abanico en el que destaca American Express, acompañado de Goldman Sachs, Mastercard, Visa, Liberty o Moody’s. En consumo, sus mayores inversiones corresponden a Coca-Cola y Kraft.

Destacan también las comunicaciones y la tecnología con Apple, Charter, IBM o Verizon.

Buffet no tiene ahora intereses en España, pero ha sido conocido por sus apuestas durante la crisis por CaixaBank para reasegurar una cartera de pólizas, por la catalana Merquinsa o por impulsar una promotora para la compra de vivienda.

Arnault se alza como el nuevo rey del sector textil
El patrimonio de Bernard Arnault, de 69 años, está pasando una etapa de lujo. La familia del magnate es accionista mayoritaria de LVMH, que registra resultados récord y tiene el control de Christian Dior.

Se trata de un imperio de negocios con más de 70 marcas que incluyen, además de moda, vinos, licores, perfumes, cosméticos, relojes o joyas, con enseñas como Louis Vuitton, Loewe, TAG Heuer, Bulgari, Dom Pérignon Champagne o Thomas Pink.

Sus inversiones incluyen acciones de la cadena de distribución Carrefour, el minorista de alimentos más grande de Europa. Fue también famosa su apuesta por un centro turístico en los Alpes franceses y por el periódico de negocios galo ‘Les Échos’.

Arnault fue uno de los primeros inversores en Internet y comercio electrónico a través de Europatweb, un fondo de inversión. Al tiempo, en 1999, compró una pequeña participación en Netflix.

La juventud tecnológica encarnada por Zuckerberg
A sus 33 años, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, ya ha hecho historia. Fue el más joven en ingresar en la lista de millonarios y ahora repite hazaña al entrar en el ‘top five’.

Es claro el pilar de su patrimonio: Facebook. La tecnología es, de hecho, su sector favorito, seguido del desarrollo de software.

Con su esposa, Priscilla Chan, creó una sociedad de responsabilidad limitada: Chan Zuckerberg Initiative (CZI), que gestiona y diversifica sus ingresos.

A través de este vehículo, ha invertido en firmas como Andela, una ‘start up’ que tiene como objetivo formar en una década a 100.000 desarrolladores de software en África.

Es también accionista de la irlandesa Intercom, que se dedica a la atención al cliente y donde se ha unido a grandes figuras de Silicon Valley como Sheryl Sandberg y Jack Dorsey. Además, ha apostado por Asana, una startup del cofundador de Facebook, Dustin Moskovitz; por Vicarius, cuya misión es construir la próxima generación de algoritmos de inteligencia artificial; y por Panorama, volcada en la educación.

TEMAS


Jeff Bezos - Mark Zuckerberg - Bill Gates - Amancio Ortega - Warren Buffett - Ricos